Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fútbol 08 may 2018

Guía para comprar el mejor televisor para ver el Mundial de Rusia 2018

Siempre que se acerca el torneo más importante del fútbol, los precios de los pasajes y paquetes a Rusia vienen incrementándose conforme a la demanda. Para la mayoría resulta complicado poder acudir a Rusia. Por eso, una buena alternativa para presenciar como en primera fila la emoción de los partidos es comprar ese televisor último modelo. Pero, ¿qué se debe saber para elegir cuál comprar?

El tamaño

Primero se debe decidir de qué tamaño se quiere que sea. Hoy la oferta de televisores en el mercado da una amplia gama de alternativas, pero si se está pensando en el Mundial, algo entre 32” y 40” es ideal. Como ahora es común colgarlos en la pared, si es un televisor demasiado grande podría convertirse en un problema para la vista, ya que la distancia mínima recomendada para, por ejemplo, televisores de 50” es 2,25 metros.

La tecnología

Lo segundo, y a veces el motivo más importante: la tecnología. Hoy casi todos los televisores se pueden conectar a internet directamente, son Ultra HD y vienen en dos formatos: LCD con retroalimentación LED y OLED. En los OLED se ve espectacular, pero presentan el mismo inconveniente que presentaban los televisores de plasma: retienen en la pantalla las imágenes que se quedan mucho tiempo proyectando. Por lo tanto, no son recomendables para encender y dejarlos todo el día o para usarlo como monitor de computadora. Si ese será el uso, convendría elegir los LED, que, a su vez, son más económicos.

Con respecto a la característica ‘smart’ de los televisores, cada fabricante ofrece una plataforma o sistema operativo que se ajusta a lo que quieren entregarles a sus clientes. Por ejemplo, Sony ofrece Android TV, LG ofrece webOS y Samsung tiene Tizen. En todos los casos se puede navegar en internet y utilizar montones de apps y funciones nativas de la web. Sin embargo, lo que se debe tener en cuenta es que inevitablemente, con los rápidos avances tecnológicos, las apps irán quedando obsoletas conforme pasen los años. Pero lo que sí es una realidad es que los televisores de gamas más altas tienen plataformas más rápidas.

Conectividad

Otro factor importante es la conectividad inalámbrica y con cables. En todo caso, un buen televisor debería tener al menos una de cada una de los siguientes tipos: wifi, ‘bluetooth’, puerto óptico (infrarrojo), salida coaxial-digital (para conectar el cable de módem del operador de cable), una RCA (equipos de sonido y vídeo) y HDMI (para BluRay, DVD y la PC o ‘laptop’), además de puerto USB, al menos una de cada una. Detalle: cuantas más salidas HDMI 2.0 será mejor, ya que hacia allá se dirige todo.

Como se ve, los precios varían de acuerdo con el tamaño, modelo, año de fabricación y la tecnología que los televisores traen consigo. Por los componentes no hay mucho de qué preocuparse porque varios modelos de marcas competidoras son fabricados y ensamblados en las mismas fábricas.

Finalmente, estas son buenas épocas para animarse por la compra de un televisor, ya que en la mayoía de tiendas continúan las ofertas y gracias al programa Pagos Sin Intereses de BBVA Continental, se puede adquirir un televisor hasta en 12 cuotas sin pagar ningún adicional y logrando un ahorro substancial.

Otras historias interesantes