Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ciberseguridad Act. 22 nov 2022

'Hackeando' el miedo: Las sutilezas del fraude en tiempos de inflación

'Hackeando' el miedo: Las sutilezas del fraude en tiempos de inflación
Guadalupe Sierra (Experta en ciberpsicología - BBVA)

Si los ciberdelincuentes pusieran su conocimiento de la naturaleza humana al servicio del bien, el mundo digital sería un mundo mejor, más empático. Y es que a veces sus manipulaciones ponen de manifiesto un conocimiento muy exhaustivo de las emociones, necesidades y miedos de las personas.

Además parecen estar dotados de la capacidad de adivinación; nos contactan cuando más preocupados estamos con la factura de la luz, los precios de la cesta de la compra, la inflación o cuando están esperando un paquete importante.

¿Acaso los ciberdelincuentes son una suerte de psicólogos o sociólogos? Probablemente no, pero conocen muy bien cómo funcionan las necesidades humanas, y cómo el miedo y estrés aparecen cuando estas necesidades se encuentran amenazadas, afectando a nuestra toma de decisiones.

Por eso, períodos de incertidumbre como el actual son la materia prima perfecta para nuevos tipos de fraude digital, y debemos estar más atentos que nunca. La emoción nubla la razón y en la medida en que todos tenemos anhelos y necesidades somos vulnerables.

Maslow y las necesidades humanas

Abraham Maslow (1908 - 1970) es considerado el padre de la psicología humanista, cuya principal premisa es que todas las personas tienen un intenso deseo de realizar su potencial, para alcanzar un nivel de autorrealización, estar en armonía consigo mismo y con su entorno. En definitiva, la tranquilidad.

Teóricamente, las personas nos movemos y actuamos para satisfacer un conjunto de necesidades, que se ordenan de forma jerárquica, desde las más básicas a otras más trascendentales. Solo cuando la base está satisfecha, podemos pasar a plantearnos las necesidades superiores de autorrealización (a no ser que seamos ascetas).

Los ciberdelincuentes son extremadamente buenos detectando las necesidades y preocupaciones de cada nivel de la pirámide, siempre acorde a los tiempos. Aquí os mostramos una nutrida variedad de fraudes digitales por tipo de necesidad para que, en función de aquella con la que cada lector se sienta más identificado, sepa ver  las señales de alerta:

  • Necesidades básicas: Techo, comida, calor, sueño.

La incertidumbre respecto a los precios nos deja a merced de llamadas que dicen que nos suben el precio de la luz, después nos llaman para decirnos otra empresa que nos ofrece un descuento considerable... uno no sabe de quién fiarse, y esa es la mejor opción: damos las gracias, decimos que nos lo vamos a pensar y que ya contactaremos nosotros a la empresa. Si se ponen nerviosos… podemos estar seguros de habernos librado de un intento de fraude.

  • Necesidades de seguridad: Protección sobre los elementos externos, seguridad, orden, estabilidad, trabajo, eliminación de riesgos o miedos.

Ofertas de trabajo que llegan milagrosamente a través de sms o whatsapp, mensajes de la agencia tributaria que nos da una alegría (y respiro) diciendo que este año nos devuelven dinero... todo demasiado bonito para ser real. Y esa es la clave, cuando suena demasiado bien, lo mejor es desconfiar

  • Necesidades de pertenencia y afecto: Amistad, intimidad, confianza y aceptación, recibir y dar cariño y amor. Afiliarse, ser parte de un grupo (familia, amigos, trabajo).

Hay un fenómeno que cogió fuerza durante el confinamiento, debido al aislamiento social y la falta de afecto, y son los fraudes en apps de citas. Estos fraudes han seguido evolucionando adoptando múltiples caras.

Pero no es la única forma de fraude a través del afecto. De repente aparece un  pariente lejano que llega por sorpresa a reunirse con la familia y le han retenido las maletas en el aeropuerto por no pagar las tasas, o ese amigo que hace tanto que no vemos y nos dice "¿ya no te acuerdas de mí?"… los malos se ponen creativos rozando guiones sacados de telenovela.

  • Necesidades de autoestima: que Maslow clasificó en dos categorías: (i) estima por uno mismo (dignidad, logro, dominio, independencia) y (ii) la necesidad de ser aceptado y valorado por otros (por ejemplo, estatus, prestigio).

La relación entre fraude/vulnerabilidad y autoestima es estrecha. Y la realidad digital ha añadido más complejidad si cabe. Existen investigaciones que ponen de manifiesto cómo las compras digitales tienen que ver con la autoestima y el hedonismo. Las estadísticas, por su lado, muestran que el 'e-commerce' crecerá en España un 17% en 2022, casi el doble que en la UE. Con este caldo de cultivo, no sorprende que la paquetería se haya convertido en el sector preferido para realizar ataques de 'phishing'.

Instagram es otro catalizador de la autoestima o de prestigio. Si tenemos una cuenta personal, o una cuenta profesional, para nuestro proyecto o empresa, las estafas en Instagram dan para un artículo entero.

  • Necesidades de autorrealización: Conocimiento y comprensión, curiosidad, exploración,realización del potencial personal, crecimiento personal o lo que llama Maslow, experiencias cumbre.

En estos niveles la creatividad despliega sus alas: proliferan fraudes más relacionados con criptomonedas, NFT, inversores… público más selecto pero no exento de riesgo.

Nuestra debilidad es nuestra fortaleza: Escudo social frente a la ingeniería social

En tiempos de crisis, mantener nuestra seguridad y la de nuestros seres cercanos, es fundamental. Si este artículo te ha parecido interesante, cuéntaselo a alguien; puede que en nuestro círculo conozcamos a alguien que esté pasando por un bache y sus necesidades le hagan más vulnerable ante alguno de estos fraudes. Debemos protegernos unos a otros. Si recibes un mensaje que te hace sospechar, tener un amigo cercano con quien poder chequear el mismo o decirle a quien te llama que lo vas a consultar con un familiar y le devolverás la llamada, puede darte el tiempo justo para que los malos decidan abandonar.

'Podcast': Protégete de los ciberdelincuentes en 10 sencillos pasos

00:00 17:49