Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Emprendimiento 24 may 2012

idealista.com: o cómo la necesidad de un usuario se convierte en una historia de éxito

Hace 12 años, Jesús Encinar volvió a España después de pasar una temporada en el extranjero y al intentar buscar casa se dio cuenta de que en nuestro país el único modo era callejear y buscar carteles en los edificios. Así fue como vio la necesidad de crear un portal en internet para la búsqueda de pisos, como ya existía en otros países. Y en el año 2000 fundó idealista.com.

Cuando una persona en España está buscando un piso en alquiler o quiere invertir en alguna propiedad inmobiliaria, un destino en la red emerge como casi obligada visita: idealista.com. Lanzada en el año 2000, justo unos meses después de que estallase la burbuja puntocom y el mercado se volviese desconfiado en relación con cualquier aventura en la red, idealista.com no solo ha sobrevivido sino que además se ha convertido en una historia de éxito innovador.

El obejtivo del site en su estreno era sencillo. Querían traer a España algo que hasta entonces no existía y hacer sencillo el proceso de búsqueda de domicilio. En la nota de prensa de lanzamiento, que se puede visitar en el histórico del portal, Jesús Encinar, director general de idealista.com, defendía: “Nuestro ideal es acabar con la ansiedad y frustración que hoy supone encontrar una casa. Y lo haremos construyendo la compañía sobre los valores en los que creemos: confianza, claridad, optimismo y transparencia”.

La web se estrenaba únicamente en el mercado de Madrid y se fue escalando desde el centro hasta cubrir en 2004 toda España y plantearse el salto al extranjero. En la actualidad está disponible no solo en castellano sino también en alemán, catalán, inglés, francés, italiano o portugués y tiene presencia – directa o mediante acuerdos – en Italia, Alemania, Francia, Reino Unido o Irlanda.

Internet era la solución

La historia fue el resultado de una necesidad. En varias entrevistas en medios de comunicación, Jesús Encinar confesó que se había quedado muy sorprendido cuando, al volver a España a finales de los 90 tras vivir en el extranjero una temporada, se encontró con que el único sistema para encontrar piso era lanzarse a la calle y buscar anuncios con teléfonos de potenciales domicilios.

Fuera de España, internet ya ofrecía una solución a esa necesidad. La empresa salía con el respaldo de Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK) y otros dos inversores. La BBK se ha mantenido hasta el presente, como accionista de referencia del negocio.

Doce años después, idealista.com no solo ha conseguido sobrevivir al estallido de la burbuja puntocom sino que se ha convertido en una de las referencias de éxito en la aventura online de las empresas españolas y ha conseguido a su vez ser inversora en alguna de esas nuevas apuestas.

Al mes cuenta, según su dossier de prensa, con 120 millones de páginas vistas y 4 millones de usuarios únicos, que pueden navegar por los más 2.300 anuncios nuevos de media que entran nuevos en la base de datos del site cada día.

Otras historias interesantes