Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Innovación Act. 17 ago 2017

Innovación y sentido común

recurso - Innovador - ciudad - BBVA

Dice Nicolás Negroponte que para ser innovador hay que desprenderse del sentido común, pero esta afirmación merece una aclaración.

El sentido común, la creatividad y la innovación son partes de un todo, y ese todo es la capacidad del ser humano para aprender lo que otros antes aprendieron, esto se llama conocimiento acumulativo, y para innovar hay que tenerlo presente, bien sea para apoyarse en él o bien para desprenderse de él por completo y partir de cero, aquí debe entrar en juego lo aprendido por uno mismo y fundamentalmente la capacidad de aprender de los errores propios.

Veamos un ejemplo: Durante mas de cien años, cereales Kellogg’s ha fabricado cereales presentados en cajas de cartón para comer en casa y cien años después de su fundación se plantearon algo tan radical como fabricar cereales en barritas en monodosis para comer fuera de casa. Cambiaron el concepto de cereales para la familia, por cereales para fuera de casa y consumo individual. Esto pareció una locura al principio, fabricar un producto distinto para un público distinto. Pero el cambio de paradigma de pensamiento y la ausencia de prejuicios hicieron, que aprovechando que el consumidor ya conocía la marca, hayan podido irrumpir en el mercado con la fuerza financiera y estratégica de un grande y la frescura de una startup. “Si una idea no es absurda al principio, entonces no merece la pena”. Albert Einstein.

Para innovar y emprender es imprescindible no tener miedo al fracaso, como dijo Winston Churchill“El éxito es ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”.

Debemos mirar nuestra compañía como algo ajeno, externo, debemos mirarla como lo hizo el primer astronauta que salió al espacio y pudo contemplar nuestro planeta en su totalidad, viendo que es un planeta azul, algo de lo que no éramos conscientes. Si así lo hacemos habremos dado un paso importante para hacer una compañía más fuerte y segura para sus accionistas y empleados, desde la órbita de la innovación total. Recuerda que la tierra es azul, aunque muchos se empeñen en que es verde. William A. Anders, astronauta del Apolo 8 en su vuelo circunlunar dijo: “En todo el universo, adondequiera que mirásemos, el único indicio de color, estaba en la Tierra. Podíamos apreciar el brillante azul de los mares, los canelas y marrones de la tierra y los matices blancos de las nubes. […] Era lo más hermoso que se veía en todo el cielo. Aquí abajo la gente no se da cuenta de lo que tiene”. A veces para innovar basta con sólo mirar desde otro punto de vista.

No hace falta que sean nuevos mercados o mercados en crecimiento, los mercados pueden inventarse, pueden crearse, puede que tu cliente no sepa que necesita un producto que tu aun no has creado, puede que tus clientes potenciales estén haciendo algo de la misma manera desde hace años y tu puedas revolucionar su forma de ver el mundo.

Las nuevas ideas nacen de la confrontación entre viejas ideas, las nuevas ideas nacen del conocimiento de lo distinto y de la curiosidad por la causa de las cosas.

No olvides que de todas las cosas en las que se puede innovar la principal es tu producto y que un producto malo fracasa aunque sea gratuito. No olvides que la oportunidad es un factor determinante del éxito, como dice Guy Kawasaki, ex Marketing Director de Apple en una charla de “El Ser Creativo”, “Si tienes ya un buen producto, sácalo de inmediato, ya lo mejorarás luego”.

Por eso os resumo mis consejos para innovar.

  1.  Formación pluridisciplinar, estudia y lee sobre algo distinto y que te resulte atractivo. Nunca leas dos novelas seguidas, los ensayos son muy entretenidos.
  2. Confronta ideas, debate, escucha y reflexiona, sólo los sabios dicen ¡Vaya mi oponente tiene razón!
  3. A la hora de pensar y sentarte a innovar olvida tus prejuicios y deja lejos tu sentido común, y una vez que hayas pensado algo creativo vuelve a tu sentido común y mira a su través.
  4. Adopta la visión del astronauta, ¡Se un astronauta!
  5. Revisa regularmente todas las facetas de la producción y pregúntate el porqué de todas las cosas. A veces encontrarás respuestas sorprendentes.
  6. No tengas miedo al fracaso, nunca te pasará nada si no decides, pero nunca harás nada que merezca la pena si no lo haces. No busques pruebas, la intuición es un arma maravillosa.
  7. Recuerda que el NO y el SI son breves de decir y piden mucho pensar. Como ya escribió hace quinientos años Baltasar Gracián.

Otras historias interesantes