Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Innovación

Innovación

La regulación y la falta de un entorno de pruebas donde se puedan desarrollar las nuevas aplicaciones o pilotos son los principales frenos para el despegue de la tecnología 'blockchain' en España. La necesidad de crear un ‘sandbox’ fue la demanda más repetida durante la mesa dedicada a los retos financieros del Foro Latibex, que celebra BME estos días en Madrid.

Banca móvil BBVA Paraguay

Llevar la banca hacia una experiencia digital es y ha sido una de las prioridades del Grupo BBVA desde hace varios años. De la mano de su presidente, Francisco González, el banco fue descubriendo, no solo herramientas que pudieran hacer realidad el proceso, sino una forma de imaginar y desarrollar la relación con los clientes. En Paraguay, BBVA también ha trabajado para liderar este proceso y los datos hoy lo evidencian.

Las empresas están innovando constantemente y optimizando sus recursos y habilidades. Esa búsqueda les motiva a incursionar en nuevas metodologías y estrategias de gestión para garantizar un buen servicio, estándares de calidad y mantener altos niveles de satisfacción del cliente. Estos parámetros se han convertido en la piedra angular del éxito empresarial.

En el mundo laboral cada vez se escuchan con más frecuencia estas dos palabras: ‘soft skills’ (literalmente, “habilidades blandas”). El término hace referencia a las competencias sociales que solo se adquieren en la vida diaria y que permiten a las personas integrarse con éxito en los ambientes laborales. Las empresas cada vez las demandan más, pero ¿cómo se pueden potenciar?

Bancos y ‘fintech’ deberían competir en el mismo terreno de juego, lo que supone todo un reto para la regulación y supervisión financieras. Santiago Fernández de Lis, responsable de Sistemas Financieros y Regulación de BBVA Research, revisa en un informe reciente las prioridades regulatorias que plantea la disrupción digital de los servicios financieros. En su opinión, el eje de la política en materia de regulación ‘fintech’ debe ser la construcción de “un terreno de juego equilibrado para todos los actores involucrados, que permita afrontar los riesgos que se plantean y garantizar una competencia justa”.