Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Innovación

Innovación

Incorporar la innovación abierta como un elemento clave para encontrar soluciones es una de las ventajas que pueden tener las organizaciones para enfrentar una coyuntura como la actual. Así lo ha señalado Claudia Ganoza, senior manager de Open Innovation de BBVA en Perú, quien participó en el webinar “Open Innovation: Herramienta para afrontar la crisis”, organizado por la revista Semana Económica.

El impacto de la tecnología en el mundo es contundente. El sector financiero en el país, desde hace varios años, está inmerso en la transformación digital, basada principalmente en el comportamiento de consumo de las nuevas generaciones, que en los últimos meses, por la pandemia del COVID-19, está acelerando su proceso de adopción de los canales digitales.

Las metodologías ‘agile’ no solo resultan esenciales en una organización para potenciar las habilidades de los profesionales o para impulsar el negocio. También se han convertido en una herramienta de adaptación para responder a los retos de la nueva situación provocada por la crisis sanitaria del coronavirus. En ese sentido, la ‘Disciplina Agile’ de BBVA en España ha arrancado una serie de encuentros virtuales con la comunidad ‘agile’ compuesta por agentes de las transformación pertenecientes a múltiples sectores empresariales.

Durante los días 26 y 27 de mayo, European Innovation Council (EIC) de la Comisión Europea (CE), junto con BBVA y Ferrovial, organizan un encuentro ‘online’ con 19 de las ‘startups’ más innovadoras de Europa. El evento es la primera edición en formato digital de EIC Corporate Days, una iniciativa a través de la cual la CE facilita el acercamiento entre algunas de las compañías emergentes y emprendedores más innovadores de Europa, junto con ejecutivos de grandes empresas de distintos sectores.

La crisis del coronavirus puede traer consigo una serie de cambios que obliguen a replantear el modelo de negocio de muchas compañías. En el caso de las ‘startups’, a menudo dependientes de la financiación, algunas pueden verse gravemente afectadas. Otras, sin embargo, pueden salir reforzadas de la situación gracias a su capacidad para adaptarse rápidamente e incluso a la oferta de servicios digitales que ahora se hacen imprescindibles. ¿Podría esta crisis ser el caldo de cultivo para la próxima gran ‘startup’?