Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Inteligencia artificial y ahorro, una alianza que funciona

La inteligencia artificial es el conjunto de tecnologías que consiguen que las máquinas imiten características y capacidades humanas. En el campo de las finanzas, los avances en este campo se traducen en una gran ayuda para los usuarios que ahora tienen mucho más fácil el acceso a la información de productos y a la gestión de sus finanzas.

Viajar en coche y saber exactamente la ruta más rápida para llegar al punto de destino, comprar en las tiendas donde se encuentran las mejores ofertas, informarse al momento del estado de las cuentas bancarias… La inteligencia artificial está tan presente en la vida cotidiana que es difícil darse cuenta del apoyo que significa para manejar las finanzas. Según un estudio de la consultora internacional Gartner, el mayor valor que las personas le dan a los algoritmos es que les permiten ahorrar tiempo y dinero, algo que les resulta más importante que los beneficios relacionados con el ocio. El 53% de los encuestados declaró que las aplicaciones basadas en inteligencia artificial les ayudan a ahorrar en compras y en combustible, al informarles de la mejor ruta para llegar a su destino. Además, el 47% utilizaría más la inteligencia artificial si le diera un acceso más fácil a la información relacionada con viajes, transporte y el consumo diario de bienes.

Estos datos reflejan que los usuarios agradecen toda la ayuda que la tecnología pueda aportarles a la hora de ahorrar. Para conseguirlo, el teléfono móvil se ha convertido en una herramienta imprescindible para manejar las finanzas de una forma responsable. Las posibilidades que este dispositivo tendrá en un futuro no muy lejano parecen ilimitadas. Según el informe de la consultora PwC: “The Smarter Phone”, la inteligencia artificial será capaz de tomar decisiones de forma autónoma, satisfaciendo las necesidades de los usuarios sin que ellos tengan que expresarlas o ser consciente de ellas. 

El reto digital 

En este contexto, según PwC, las entidades financieras tienen el reto de generar productos cada vez más personalizados, automatizar los procesos, mejorar la atención a sus clientes y gestionar la ingente cantidad de información que proporcionan los datos y que la inteligencia artificial debe procesar para ‘aprender’ de sus usuarios. BBVA, en su proceso de transformación digital, se ha convertido en el primer banco que apuesta por la creación de productos en esta línea que ayudan al usuario a gestionar sus finanzas y ahorrar. La entidad utiliza la inteligencia artificial para obtener un valor extra de los datos y entender el comportamiento de los usuarios que les permita adaptar los productos a las necesidades de cada persona.

Es el caso de Bconomy, una funcionalidad dentro de la aplicación de BBVA que utiliza los datos para ofrecer un completo diagnóstico de la salud financiera del cliente, midiendo la evolución de sus gastos e ingresos, su nivel de ahorro, el gasto que destina a la vivienda o su nivel endeudamiento. Gracias a los datos recolectados, la herramienta es capaz de calificar la salud financiera de la persona y ayudarle a adoptar planes para mejorarla. Además, BBVA lanzó, en 2018, la funcionalidad Movimientos Previstos, que se puede consultar a través de Bconomy. Se trata de una herramienta que permite conocer la estimación de los ingresos y gastos del cliente, a dos meses vista, para que pueda anticiparse y decidir con tiempo qué es lo más conveniente para sus finanzas.

Para aquellos clientes a los que les cuesta ahorrar, BBVA España ha puesto a su disposición la funcionalidad web Mis metas, una hucha virtual destinada a que las personas puedan cumplir sus metas de ahorro: viajes, compras, estudios…El usuario solo tiene que marcar el objetivo que quiere conseguir, el tiempo en que tiene previsto lograrlo y la periodicidad y cuantía de sus aportaciones. Con estos datos, la herramienta se encargará de generar alertas para avisar del estado de cumplimiento del objetivo, permitiendo al cliente realizar traspasos de dinero de una meta a otra o eliminar las que no le interesen.

Las predicciones son optimistas respecto al porvenir de la inteligencia artificial que, según la consultora Forrester, será un “agente de cambio” para las operaciones del futuro y el motor de nuevos productos y experiencias. BBVA, por su parte, continuará su proceso de transformación digital para poner en manos de sus clientes las soluciones bancarias más adecuadas y las mejores oportunidades a través del uso de datos.

Otras historias interesantes