Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Economía financiera 11 abr 2015

Inversión en commodites: plata para todos

Para invertir en ciertas commodities no es necesaria una gran cantidad de dinero, por eso la inversión en plata resulta ideal para iniciarse en el mundo de las materias primas. Este metal nos ofrece una gran cantidad de combinaciones que se adapta a todos los bolsillos y perfiles de riesgo. Además, al ser un metal industrial, la plata tendrá un buen comportamiento ante la inflación.

La plata, actualmente a 41 dólares la onza Troy (31,1 gramos), ha duplicado su precio en el último año y lo ha multiplicado por cuatro desde 2006. A pesar de estos incrementos, su relación histórica de precios con el oro (1 onza de oro / 16 de plata) y su doble carácter como metal industrial y metal precioso, hacen pensar que aún tiene recorrido hasta los 100$ la onza.

Inversiones conservadoras

Si nuestro perfil de riesgo es muy bajo y no disponemos de mucho capital para invertir, pero deseamos comprar plata, existen dos formas diferentes que nos permitirán lograr nuestro objetivo:

  • Compra de monedas del Banco de España: anualmente, la Fabrica Nacional de Moneda y Timbre acuña monedas de plata. Estas monedas pueden adquirirse en entidades financieras al precio que figura en su valor facial, normalmente de 10, 12 y 20 euros. Una moneda de 12 euros lleva unos 18 gramos de plata. Lo mejor de todo es que si el precio de la plata sube, la moneda puede ser vendida por la cantidad de metal que incorpora, si el precio baja, la moneda puede ser devuelta al Banco de España por los 12 euros que nos costó. Pase lo que pase, nunca valdrá menos de los 12 euros que figuran en ella al ser una moneda de curso legal. Riesgo 0 desde 12 euros la unidad.
  • Compra de monedas antiguas: principalmente nos centraremos en monedas de 100 pesetas de Franco y monedas de cinco pesetas de plata de finales del siglo XIX. Las primeras se venden por unos 7 euros (dependiendo del vendedor) y contienen unos 18 gramos de plata de pureza 800 (14,4 gramos de plata pura). Las monedas de cinco pesetas, incorporan 24 gramos de plata 900 (21,6 gramos de plata pura) y se venden por unos 10 euros. En este caso, tendremos que tener cuidado con las falsificaciones, lo más recomendable es comprar en numismáticas. El precio será mayor, pero tendremos la tranquilidad de que compramos una moneda auténtica. En este caso, la moneda tendrá interés por la cantidad de plata que contiene y por el valor histórico que comporta.

Inversiones de riesgo medio

Si no nos preocupa la cobertura que nos ofrece el valor facial o histórico de una moneda y simplemente queremos invertir en planta, existen tiendas que nos ofrecen tanto monedas de plata de una onza Troy como lingotes.

El problema es que la plata en España paga un 18% de IVA, pero existe una opción estupenda para ahorrar impuestos: comprar la plata (en moneda o lingote) en tiendas alemanas. Al estar en la UE no habrá problemas con las aduanas, pero en el país germano la plata tributa tan sólo un 7%. Ahorro instantáneo en una inversión estupenda, tan fácil como comprar por internet y esperar el envío.

Inversiones de alto riesgo

Dependiendo del dinero que queramos/podamos invertir existen tres posibilidades básicas:

  • Operar utilizando derivados financieros cuyo subyacente (producto sobre el que operan) es la plata. Encontraréis derivados de todo tipo y para todos los gustos: CFD´s (contratos por diferencias), Warrants, ETF’s, etc…
  • Comprar acciones de empresas que extraigan este metal. La subida del precio del metal repercutirá positivamente sobre la cotización de sus acciones.
  • Comprar directamente un contrato de futuros o un mini-contrato: en el primer caso, adquiriremos 5.000 onzas Troy de plata, en el caso del segundo, 500. Estos contratos podremos venderlos o esperar a que nos envíen la mercancía. Como ventaja adicional, la plata cotiza en dólares así que también se puede ganar dinero con los vaivenes de su cotización. Esto se conoce como “el doble juego”.

Conclusión

Nos hemos limitado a mostrar las formas básicas de invertir, pero existen muchas más y sólo vuestra imaginación marca los límites (comprar cuberterías en casas de subastas, tiendas de segunda mano, etc…)

La inversión en plata se ha mostrado como una de las mejores inversiones de los últimos años, se ha revalorizado mucho más que el oro y el capital que requiere para empezar es bastante asequible.

Otras historias interesantes