Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Bienestar financiero 03 mar 2015

Invertir en oro, Montes de Piedad y las subastas de joyas

Invertir en oro ha sido siempre una de las inversiones favoritas en tiempo de crisis. Hemos tratado de manera muy extensa tanto las ventajas e inconvenientes en estas inversiones como todas las vías posibles para materializar nuestras inversiones en este metal precioso.

En todos los casos, es una inversión planteable con vistas a medio largo plazo, con liquidez relativamente alta, aunque la cotización del oro de inversión, está sujeta a fluctuaciones importantes en el mercado de divisas. Pero como otra opción adicional para el pequeño y mediano ahorrador, vamos a hablar de la posibilidad de inversión en oro, materializado en joyas o metales preciosos. Acudir a las joyerías es caro, porque se paga el precio de mercado, pero ¿casas de empeño o Montes de Piedad como lugar de compraventa?

El repunte de empeño de oro y joyas en las casas de empeño privadas o en los Montes de Piedad ha resurgido de una manera muy importante en estos años. La capacidad económica de las familias se ve mermada y recurrir al empeño o venta de las joyas, es una opción tan válida como otra cualquiera.

Los propios Montes de Piedad, entidades dependientes de las Cajas de Ahorros, realizan préstamos pignoraticios mediante la entrega de joyas u objetos de valor en metales preciosos. Si estos préstamos no se pagan, el Monte de Piedad ejecuta la garantía, adquiere la propiedad de la joya y procede a realizar su subasta.

Las normas de tasación de estas casas, se centralizan fundamentalmente en el peso de oro o del metal precioso que contiene, las piedras que tengan y dejan en un segundo plano factores adicionales de valor como son el diseño, la antigüedad o belleza de la joya.

Este mecanismo propio de tasación favorece al inversor privado por los siguientes puntos:

  • El precio ajustado para el oro está muy por debajo del precio del oro en el mercado de metales cotizado.
  • El importe de salida de la subasta es el importe del préstamo origen más los intereses repercutidos.

En este momento, los Montes de Piedad están subastando lotes de joyas que se depositaron entre 2006 y 2007, puntos donde el valor de cotización del oro no era tan elevado y los importes de los préstamos concedidos a los depositantes de joyas eran relativamente bajos. Acudir a una subasta de algún lote de este tipo, puede generarnos adquisiciones de oro y joyas a precios sumamente interesantes, tanto por la relación cantidad oro/precio pagado como por el propio valor bajo de la joya.

Para que nos hagamos una idea, navegando por las distintas webs de subastas de joyas de algunos Montes de Piedad, se parte de precios de salida de 7-8 euros/gramo de oro para joyas de 18 kilates cuando se paga actualmente entre 9,80 y 10,50 euros / gramo. Existe un margen superior al 20% sólo con ajustar los precios de subasta y el desarrollo de la misma.

Por último, podemos acudir a comprar oro y joyas a casas de empeño privadas, eso si, siempre y cuando cumplan con las garantías de seguridad mínima, certificados de autenticidad y cotejo de origen de las joyas que poseen. Como norma general, se puede considerar que todas las empresas que operan son serias, pero no está de más tener la máxima precaución posible.

Otras historias interesantes