Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera Act. 31 oct 2018

Invertir en vino: activos reales en fondos de inversión

Qué hacer con nuestros ahorros y obtener una rentabilidad con ellos, es una tarea complicada, más aún con las fuertes fluctuaciones que presenta el mercado de activos financieros basados en renta variable. Para suplir estas carencias, se han comenzado a diseñar fondos de inversión que invierten en vino o empresas destinadas a productos alcohólicos.

Para invertir en vino, las gestoras de fondos canalizan los recursos del fondo en compañías que desarrollan su actividad en toda la cadena de valor del vino, desde los cultivos agrícolas, gestión de bodegas, transporte y distribución de este producto. En la composición de activos del fondo, el 90% de las empresas que lo componen, son empresas cotizadas, con las consiguientes garantías que presenta este tipo de fondos y con la contrapartida de inversiones en renta variable.

La decisión de la inversión en fondos cuyo subyacente sea un activo real presenta sus ventajas e inconvenientes, dado que la evolución de la rentabilidad del fondo va ligada al consumo final del producto, el vino en este caso, como a factores externos de climatología, calidad de las cosechas y sistemas de gestión de empresas. Este tipo de inversiones tienen una ventaja latente, dado que el consumo del vino se mantiene relativamente estable en periodos de crisis y disfruta de un aumento importante en épocas de bonanza.

Este tipo de inversiones están destinadas a perfiles inversores de alto riesgo, dado que la composición de cestas en renta variable tiene un peso muy importante. Por estos motivos, no debemos pasar por alto que siempre existe un riesgo implícito a la evolución de nuestra inversión. Actualmente, existe un fondo específico que lleva a cabo estas inversiones, gestionado por March, el March Vini Catena FI.

No obstante, si queremos controlar directamente nuestras inversiones, basta con que localicemos alguna bodega o explotación agrícola bajo la fórmula de cooperativa o sociedad limitada o anónima, como vía más ilíquida para la inversión pero con mucho más control sobre las operaciones de la inversión que realizamos. En un futuro las inversiones con activos segmentados tendrán una presencia mucho mayor.

Otras historias interesantes