Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

“La AI Factory tiene como misión que el impacto de la inteligencia artificial llegue a toda la organización”

La puesta de largo de este nuevo centro global de desarrollo especializado en inteligencia artificial contó con la presencia de los responsables de tres áreas involucradas en su creación, Data, Ingeniería y Client Solutions, que compartieron con el equipo su visión y objetivos para hacer tangible el impacto de esta tecnología en la organización.

Una inauguración no siempre marca solamente un comienzo, también puede ser un punto de inflexión, la culminación de un proceso de años de maduración. “La AI Factory es un proyecto que no arranca de cero, sino que se apoya en el trabajo que BBVA lleva años realizando”, explicó Ricardo Martín Manjón, responsable global de Data en BBVA, durante la inauguración de este nuevo centro que concentra los esfuerzos del grupo en inteligencia artificial.

En este sentido, Martín destacó que la Factoría de Inteligencia Artificial es “un nuevo modelo de ejecución” construido sobre el aprendizaje que BBVA ha acumulado y que ha permitido entender qué modelos de trabajo, culturas y componentes son necesarios para aprender a ejecutar proyectos de inteligencia artificial a escala y de manera global. “La AI Factory tiene como objetivo que el impacto de la inteligencia artificial llegue a toda la organización”, añadió Martín.

ricardo_martin_majon_ricardo_forcano_david_puente_AIFactory_recurso_bbva

David Puente, responsable global de Client Solutions en BBVA; Ricardo Martín Manjón, responsable global de Data en BBVA; y Ricardo Forcano, responsable global de Ingeniería en BBVA durante la la inauguración de la AI Factory.

De hecho, la AI Factory incluye algunos de los “ingredientes” que ya han probado ser efectivos para el despliegue de soluciones para los clientes, como el modelo ‘agile’ que ha servido para impulsar la transformación digital en todo el Grupo y para entregar resultados con un gran impacto en el negocio y en los clientes. Además, integra a BBVA Data & Analytics, el centro de excelencia en análitica avanzada, y a Madiva Soluciones, responsable de productos como BBVA Valora.

Otro de los ingredientes que ha facilitado el nacimiento de la factoría es el trabajo de BBVA en el despliegue de las plataformas tecnológicas imprescindibles para la creación de productos y servicios globales. “Todos estos avances se combinan hoy aquí para facilitar que la importancia de la analítica de datos llegue a toda la organización y seamos capaces de hacer tangible su impacto también de manera global”, añadió David Puente, responsable global de Client Solutions en BBVA.

Para Puente, la AI Factory deberá compaginar una doble visión que combine el pragmatismo, necesario para velar por que la ejecución de los proyectos tenga siempre un impacto real en las áreas de negocio; más una visión a largo plazo que guíe el proceso de transformación del banco y señale “a dónde queremos llegar”. Las cuatro líneas iniciales de trabajo que se han establecido como hoja de ruta de la nueva factoría son la mejora de la eficiencia de los procesos internos, el avance en la personalización de los productos, el apoyo a los gestores comerciales del banco en su trabajo diario, y el refuerzo de la protección frente a fraudes y ciberataques.

Para avanzar en la consecución de estos objetivos, Puente incidió en la relevancia de medir el impacto de las iniciativas exitosas basadas en inteligencia artificial, así como hacerlas escalables dentro de la organización y en otras geografías. “El objetivo es que en el diseño mismo de las soluciones que surjan de este nuevo modelo ya esté integrada la visión de cómo puede extenderse a otros países”, añadió

Vídeo de presentación de la AI Factory.

Para Ricardo Forcano, responsable global de Ingeniería en BBVA, la inauguración de la AI Factory supone también un hito muy relevante para que la construcción de capacidades avanzadas de analítica de datos y algoritmos esté “al servicio del banco”. Pero también es un gran paso “para seguir recorriendo el camino de la transformación ‘agile’ de la organización con la creación de equipos multidisciplinares de datos y tecnología con la autonomía y capacidades necesarias para ejecutar proyectos”.

De cara al futuro, Forcano destacó que el gran reto recaerá en tener en el ADN “un espíritu de aprendizaje continuo” que permita seguir mejorando constantemente la forma de abordar proyectos y el modelo de ejecución para llevarlos a cabo. También señaló que para que esta nueva organización tenga éxito es necesario que la AI Factory defina una cultura y un modelo de trabajo que permitan seguir evolucionando constantemente. “Y esto dependerá de los equipos, que tendrán que cuestionar siempre la forma en la que hacemos las cosas y colaboramos tanto dentro como fuera de la organización”, añadió.

El nuevo centro de inteligencia artificial de BBVA cuenta inicialmente con un equipo de 150 personas e integra perfiles multidisciplinares que incluyen a científicos de datos, ingenieros y desarrolladores de ‘software’, arquitectos de datos, así como “traductores de negocio”, cuyo rol es servir de puente entre las capacidades analíticas y las necesidades de negocio.

Los científicos de datos de AI Factory forman parte de la Comunidad de Práctica de Advanced Analytics, y -como el resto de sus 800 miembros- comparten logros, conocimiento y metodología a través de las dinámicas que la comunidad ha creado, y contribuyen a sentar los estándares de desarrollo de soluciones de inteligencia artificial para generar piezas reutilizables y escalables. Por su lado, los arquitectos e ingenieros de esta nueva organización participan activamente de sus respectivas disciplinas en el Grupo.

ricardo_martin_majon_ricardo_forcano_david_puente_AIFactory_recurso_bbva

David Puente, responsable global de Client Solutions en BBVA; Ricardo Martín Manjón, responsable global de Data en BBVA; y Ricardo Forcano, responsable global de Ingeniería en BBVA durante la la inauguración de la AI Factory.

Otras historias interesantes