Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Autónomos 12 ene 2015

La imperiosa necesidad del reciclaje profesional

En un mundo en constante cambio como el actual en el que la competitividad es cada vez mayor es imperiosa la necesidad de un continuo reciclaje profesional. Tanto para aquellos que trabajan por cuenta ajena y han de asegurarse su trabajo o luchar con otros por conseguirlo, como para los profesionales autónomos que se deben a sus clientes, mantenerse perfectamente formado e informado de las novedades que afectan a la labor que desempeñan es vital.

Para muchos porque el sector en el que desarrollan su trabajo está en constante cambio, para otros porque ese mismo sector puede haber quedado agotado y deben reorientarse para trabajar en otro tipo de empresas y porque quedarse anticuado en conocimientos y métodos supone estar fuera de juego en un momento como el actual en el que las oportunidades no son precisamente muy numerosas.

El reciclaje en el ámbito laboral

Los que tienen un trabajo “estable” saben perfectamente que el concepto de estable ha desaparecido. Los que han perdido su empleo o nunca han tenido uno, a pesar de su notable formación, ven como las ofertas de trabajo no abundan y para cada una hay cientos de aspirantes. En un entorno como éste es importantísimo estar perfectamente capacitado para poder luchar cuando aparece esa oportunidad.

Muchos de los que hasta hace poco tiempo parecían tener un futuro acomodado han visto como no sólo su empresa ha desaparecido o reducido su tamaño sino que no hay trabajo para determinadas profesiones. El drama no es sólo quedarse sin trabajo sino comprobar que no hay demanda para lo que ellos hacen. Por tanto llega la hora de cambiar de perfil profesional, reciclarse y aprender a hacer otras cosas.

También entra en juego ahora un concepto que no se tenía demasiado en cuenta hasta hace poco, la capacitación. No sólo basta con saber hacer las cosas, hay que demostrar otras aptitudes. Muchísimos jóvenes con alta formación no encuentran su espacio en el mundo laboral porque no basta con tener conocimientos, el plus es la iniciativa, la capacidad de aprender en un entorno práctico y no teórico y aprender rápido, el tener iniciativa, saber trabajar en equipo, … Incluso todo esto se aprende y una persona puede reciclarse en estos aspectos.

Pero otro factor importante y que también requiere reciclarse es la manera de buscar trabajo, hasta en esto han cambiado las cosas. La típica oferta de trabajo que se publicaba en el periódico los domingos se va sustituyendo poco a poco por otros métodos que van desde la búsqueda de candidatos hasta el proceso de selección de los mismos. No conocer estos nuevos sistemas o ser ajenos a ellos también nos puede dejar fuera de juego.

El reciclaje de los profesionales autónomos

Cuando el mercado se resiente y conseguir o mantener a nuestros cliente se hace difícil también hace necesario una constante actualización de conocimientos y aptitudes en los profesionales autónomos. Incluso muchos aspectos legales que pueden afectar a nuestra actividad se modifican constantemente, lo que nos obliga a adaptarnos a ellos.

Cuando tenemos que competir con otros como nosotros por el mercado cualquier punto en nuestra contra puede condenarnos. Y no sólo en lo que respecta a la calidad de nuestro servicio, a veces hasta en la manera de prestarlo. El profesional autónomo vive de resolver los problemas de sus clientes y las maneras de solucionar esos problemas puede variar por aspectos tecnológicos o incluso sociales.

Todo ello nos obliga no sólo a estar al día en lo que respecta a nuestra actividad sino que también hace que debamos reciclarnos permanentemente en todo aquello que, aun siendo ajeno a nuestra actividad, puede influir en ella.

Imagen | planeta

Otras historias interesantes