Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Emprendimiento 20 may 2019

La innovación abierta, una fuente de aprendizaje para BBVA

La semana pasada, más de 100 representantes de BBVA y Telefónica se reunieron con 18 ‘startups’ seleccionadas a través de un programa de la Comisión Europea para fomentar la innovación en Europa. “Hemos venido aquí a aprender”, afirmó durante el encuentro Elena Alfaro, responsable global de Datos e Innovación Abierta en Client Solutions BBVA.

A medida que la tecnología transforma la sociedad, ¿son capaces las empresas de aprender al mismo ritmo al que está cambiando el mundo? La respuesta es que nunca se debe dejar de intentar, porque esta brecha no para de crecer. Esta reflexión sirvió a Elena Alfaro, responsable de Data e Innovación Abierta en en Client Solutions BBVA, para compartir con la audiencia del evento los motivos por los que BBVA lleva más de 10 años apostando por una nueva forma de innovar, no solo de puertas adentro, sino también creando conexiones con el ecosistema externo al banco.

El interés por aprender del ecosistema es también la razón por la que BBVA y Telefónica participaron en este evento impulsado por el EIC (European Innovation Council), en el que 18 compañías emergentes seleccionadas como parte del programa ‘Instrumento pyme’ de la Comisión Europea pudieron compartir sus propuestas de negocio con ambas compañías. Tras una serie de charlas en las que los responsables de innovación abierta de las dos empresas compartieron sus respectivas visiones y estrategias, cada ‘startup’ contó con un espacio de tres minutos en el escenario para explicar su propuesta de valor y por qué sería ventajoso colaborar con ellas.

Reducir las barreras de entrada

“Hay claros beneficios en las estrategias de innovación abierta: al colaborar con el ecosistema ganamos en velocidad, podemos acercarnos a ideas innovadoras y ayuda a impulsar el cambio cultural”, explicó Alfaro. No obstante, recalcó, apostar por estas iniciativas también conlleva costes, de recursos, tiempo y energía, además del asociado a la incertidumbre. Por este motivo, en los últimos años, BBVA está centrando sus esfuerzos en reducir las barreras de entrada que pueden frenar la colaboración externa acercando directamente a las unidades de negocio a los emprendedores y agilizando el proceso por el que las ‘startups’ entran en contacto con el banco. Y parece que los esfuerzos están dando frutos. “Por eso aquí han venido unas 10 unidades de negocio de BBVA en busca de soluciones”, añadió Alfaro.

Elena-Alfaro-BBVA

Elena Alfaro, responsable global de Datos e Innovación Abierta en en Client Solutions BBVA.

Tras las sesiones de ‘pitches’, llegó la hora de buscar puntos de contacto entre grandes y pequeños, y los más de 100 representantes de unidades de negocio de BBVA y Telefónica se sentaron a las mesas preparadas para entablar conversaciones y reuniones cara a cara con las ‘startups’. Antes del evento ya se habían fijado más de 58 de estas reuniones, y otras decenas de encuentros surgieron espontáneamente durante la jornada.

Durante el evento también se expusieron algunos casos de éxito de la colaboración de grandes empresas con terceros como el acuerdo de BBVA con Fintonic, que comercializa préstamos del banco en su plataforma; o el caso de Smart Protection, una firma de ciberseguridad participada por Wayra que ofrece servicios para firmas como Movistar+.

“BBVA ha logrado reducir a tan solo seis meses el tiempo desde que se detecta una necesidad hasta que se pone en marcha un piloto”

Ainhoa Campo, responsable global de Innovación Abierta, ofreció algunos datos sobre los resultados del último año, en el que el banco ha puesto el foco en “agilizar y acelerar” los procesos de innovación abierta. Gracias a estas acciones, explicó, ya se ha logrado reducir a tan solo seis meses el tiempo que dura el ciclo completo desde que se detecta una necesidad interna hasta que se pone en marcha un piloto con una compañía externa.

Esto ha sido posible gracias al diseño y puesta en marcha de iniciativas como el Connection Festival y Fast Track. Durante 2018 se generaron 272 colisiones con ‘startups’, que dieron lugar a la realización de 31 pruebas de concepto conjuntas. Además, entre todas estas firmas, 11 ya han logrado escalar su modelo de negocio gracias al trabajo con BBVA y otras 11 han cerrado acuerdos comerciales con el banco. “Nuestro planteamiento es que si ayudamos a estas compañías a llegar lejos, nosotros llegaremos más lejos también”, afirmó Campo.

Ainhoa-Campo-BBVA

Ainhoa Campo, responsable global de Innovación Abierta en BBVA, durante su intervención en la jornada en la sede de Telefónica.

La responsable de BBVA también resaltó que los intereses de BBVA van mucho más allá del mundo ‘fintech’, y ahora el banco también presta especial atención a soluciones de ámbitos como el ‘insurtech’ (tecnología aplicada a los seguros), el ‘regtech’ (a la regulación) o el ‘legaltech’ (al derecho). Mundos que estuvieron representados en la selección de compañías que, con entusiasmo, presentaron sus ideas durante la jornada. Una de ellas fue Chino.io, dedicada a gestionar que los equipos médicos inteligentes conectados a internet cumplan con la regulación de protección de datos; o Kasko, que ha creado un portal de ‘Insurtech as a Service’ y permite a terceras compañías ofrecer productos digitales mediante su plataforma.

Un ‘Eurovisión’ de la innovación

Entre las 18 ‘startups’ y ‘scaleups’ también destacó el uso de datos y algoritmos. Por ejemplo la española Bitext, especializada en el desarrollo de motores de procesamiento natural de lenguaje con el objetivo de ayudar a la inteligencia artificial “a entender mejor a los humanos”. O la italiana Air, que ha creado un sistema de análisis de datos en la nube recoge información diagnóstica para mejorar la seguridad del conductor.

En la selección de compañías que pasaron por el auditorio de Telefónica había representadas más de 13 nacionalidades, una especie de “Eurovisión de las ‘startups’” como destacó Agustín Moro, global head of Partnerships en Telefónica Open Innovation.

Networking-BBVA

Durante el evento las 'startups' y las unidades de negocio de ambas empresas pudieron reunirse para explorar oportunidades de colaboración.

Para Telefónica, según explicó Moro, algunas de las áreas tecnológicas de mayor interés en la actualidad son las redes de nueva generación, la inteligencia artificial, ciberseguridad, ‘edge computing’ e internet de las cosas, entre otras. El responsable detalló el largo historial de la compañía en materia de innovación abierta con iniciativas como la aceleradora Wayra, que cuenta con un fondo de 150.000 euros para invertir en ‘startups’ maduras o Open Future, que cuenta con más de 50 ‘hubs’ en todo el mundo dedicados a acelerar ‘startups’ en fases tempranas de crecimiento. “Ayudamos a las empresas a escalar sus modelos de negocio y operar en otros países para llegar a ser globales”, aseguró Moro.

“Estas compañías son muy diferentes entre sí pero todas tienen algo en común: son innovadoras, tienen ambición de llevar sus proyectos a escala global y han sido seleccionadas y financiadas por el EIC”, explicó Manuel Mendigutía, strategic advisor de la Comisión Europea. El responsable ofreció datos que dejaron ver la envergadura de las iniciativas impulsadas por la comisión para el apoyo al emprendimiento. Entre 2018 y 2020, el programa ‘Instrumento pyme’ pondrá a disposición de estas empresas hasta 2.000 millones de euros. En los últimos tres años, la iniciativa ya ha trabajado con 4.500 empresas y, gracias a su apoyo, 34 de estas compañías han sido adquiridas. “Por cada euro que invertimos, se han atraído 2,34 de inversión externa”, afirmaba Mendigutía.

Otras historias interesantes