Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Asuntos sociales 18 oct 2016

La Juanfe, un hogar en donde las madres adolescentes crecen junto a sus hijos

La Fundación Juan Felipe Gómez Escobar concentra sus esfuerzos en reducir la mortalidad infantil de niños entre 0 y 2 años de edad, y empoderar a madres adolescentes gestantes y lactantes en condiciones de pobreza extrema y vulnerabilidad. BBVA Colombia se ha vinculado a ella desde hace varios años a través de aportes económicos.

Margarita (nombre ficticio, por ser menor de edad) es una joven afrocolombiana que vive en uno de los barrios con mayor índice de marginalidad de Cartagena de Indias en Colombia. Todos los días recibe clases de los más prestigiosos chef y empresarios gastronómicos de la ciudad. Junto a sus útiles de estudio e implementos que utiliza en sus prácticas de cocina y gastronomía lleva como su más preciado tesoro a su hijo, un bebé de apenas 14 meses con el que comparte todo el día: él en la guardería y ella en los modernos salones en donde recibe su formación.

Todo esto sucede en la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar o más bien en la ‘Juanfe’, como se conoce a esta institución que funciona en el sector industrial de Ternera, en el Corralito de Piedra, como se denomina también a esta ciudad por las legendarias murallas que la rodean desde los tiempos de la Colonia y que lidera el sector turístico colombiano.

Esta fundación, a la que BBVA Colombia se ha vinculado desde hace varios años a través de aportes económicos, nace gracias a la iniciativa de Catalina Escobar, tras la muerte de su hijo Felipe en 2001 en un accidente doméstico. Concentra sus esfuerzos en reducir la mortalidad infantil de niños entre 0 y 2 años de edad, y empoderar a madres adolescentes gestantes y lactantes en condiciones de pobreza extrema y vulnerabilidad.

Hablamos con su fundadora acerca de sus proyectos, del papel que juega BBVA en su futuro y sobre todo de cómo esta fundación está cambiando la vida de cientos de mujeres que apenas en su adolescencia ya tienen que cargar con la responsabilidad de criar uno o varios hijos.

Catalina Escobar, fundadora de la Fundación Juan Felipe Gómez

Catalina Escobar, fundadora de la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar. - Fundación Juan Felipe Gómez Escobar

¿Cómo es la historia de la Fundación ‘Juanfe’, en qué zonas de Colombia actúa y a qué tipo de población beneficia?

La ‘Juanfe’ nace a partir de la muerte de Juan Felipe Gómez Escobar, mi hijo, en 2001. Ante la precaria situación que se vivía en el Hospital de Maternidad Rafael Calvo donde hacía de voluntaria, en Cartagena, tomo la decisión de crear La ‘Juanfe’ como ayuda a la prevención de muertes de bebés lactantes.

La Fundación concentra sus esfuerzos principalmente en la ciudad de Cartagena, y le apunta a dos objetivos estratégicos: reducir la mortalidad infantil de niños entre 0 y 2 años de edad, y empoderar madres adolescentes gestantes y lactantes, ambas poblaciones en condiciones de pobreza extrema y vulnerabilidad.

Actualmente ‘La Juanfe’ le está apostando a replicar su modelo de intervención en Panamá, México y Chile. En Colombia se están adelantando esfuerzos para llegar a Medellín y Quibdó.

Beneficiarias Fundación Juan Felipe Gómez

Madres adolescentes se benefician de los talleres y clases en la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar. - Rubén Darío Escobar

¿Cuáles son los programas más significativos de la fundación?

Las madres adolescentes cuentan con el Modelo 360, distribuido en tres fases: Madres Adolescentes Primigestantes, Madres Adolescentes en Seguimiento y Oficina de Empleo y Emprendimiento.

La primera fase tiene una duración de seis meses donde se recibe a 150 madres adolescentes por semestre. Las madres pueden estar en estado de gestación o su hijo debe tener menos de 12 meses. En esta fase se hace énfasis en el fortalecimiento psicoafectivo de las madres en un 70% del tiempo y en el 30% restante se empieza a capacitar a las madres en un oficio productivo para la generación de ingresos.

En la segunda fase se da más relevancia a la formación y capacitación de las madres con miras a brindarles todas las herramientas para su inserción al mercado laboral y la generación de ingresos. Durante esta fase, las madres siguen teniendo acceso al apoyo psicosocial y atención médica.

En la última fase, las jóvenes finalizan su formación y se les apoya en la consecución de un empleo estable que les genere recursos para mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Grupo de becadas de BBVA en la Fundación Juan Felipe Gomez

Grupo de becadas por BBVA en la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar, en compañía de Mauricio Flores y Liliana Corrales, de BBVA Colombia. - Rubén Darío Escobar

¿Qué ha significado el apoyo de BBVA?

Ha significado el soporte directo a 300 jóvenes beneficiarias del programa de Madres Adolescentes Primigestantes. Estas madres han logrado entrar a la pirámide del desarrollo con el fin de garantizar sus derechos sexuales, reproductivos, educativos, sanitarios, sociales, económicos y de salud.

Las 300 madres beneficiadas hacen parte del Programa de Madres Adolescentes Primigestantes, el cual corresponde a la primera fase del Modelo 360. Esta fase cuenta con una intervención integral desde tres enfoques: psicosocial, formativo y de salud.

La intervención psicosocial es transversal. La Fundación cuenta con acompañamiento psicológico y de trabajo social por fase, a disposición de las beneficiarias. El enfoque formativo está estructurado a partir de un pénsum que contempla la perspectiva espiritual, de empoderamiento y educación formal.

Finalmente, la intervención en el componente de salud le permite el acceso ilimitado a los servicios de primer nivel ofrecidos por el Centro Médico Juan Felipe IPS, ubicado en las instalaciones de la Fundación.

Aula de Cocina Fundación Juan Felipe Gómez

Beneficiarias de la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar en el aula de cocina, durante la visita de BBVA. - Rubén Darío Escobar

¿Qué impacto ha tenido el trabajo de la fundación?

• Desde el 1 de febrero de 2002 a la fecha, se ha salvado la vida de 4.100 niños menores de un año a través del Plan Padrino de Cunas.

• Gracias al trabajo de la fundación, la tasa de mortalidad infantil total de la ciudad disminuyó en un 81%.

• El Centro Médico Juan Felipe IPS ha atendido a más de 160.000 pacientes desde el 2005, con un promedio mensual de 1.600 pacientes.

• Se han beneficiado más de 3.400 madres adolescentes desde 2002.

• El Programa de Recuperación Nutricional ha atendido a más de 17.000 pacientes desde su creación en junio de 2006: el 85% son niños y el 15% son madres adolescentes.

Fundación Juan Felipe Gómez

Sede de la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar en la ciudad de Cartagena, Colombia. - Rubén Darío Escobar

¿Cómo es la sede?

Es una construcción de 13.200 m2 entre aulas, cafetería, oficinas administrativas, talleres productivos, Centro Integral de Desarrollo Infantil, el Centro Médico Juan Felipe Gómez y zonas verdes. Es el primer proyecto social y de cultura ciudadana en Colombia bajo la connotación de Edificios Verdes: es bioclimático y respeta al ecosistema. Además es la primera fundación del país en obtener certificación LEED en Operación Sostenible.

Actualmente, y con ayuda del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se viene adelantando la medición de impacto de cada una de las fases del Model0 360 con el fin de optimizar nuestros modelos de intervención.

Estudiantes de belleza y cosmetología de la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar. - Rubén Darío Gómez Escobar

Las beneficiadas hablan

Niña y madre

“Cuando nació mi hijo yo tenía apenas 14 años”, relata Maritza (nombre ficticio), una mujer que todavía no cumple la mayoría de edad. “En aquel entonces yo estaba estudiando segundo de bachillerato y creí que el mundo se había acabado para mí. Pese a que sentía el apoyo de mis padres, las cosas no las veía claras. ¿De qué iba a vivir? ¿Cómo podría yo mantener a mi hijo si su padre, aunque un poco mayor que yo, no tenía trabajo y él sentía que la responsabilidad no era con él… Estaba acabada. Entonces alguien me habló de la ‘Juanfe’, me presenté y aunque sentía que no era capaz de pasar las pruebas iniciales lo logré y comencé a estudiar Belleza. Hoy mi hijo ya tiene dos años larguitos; pasa gran parte del tiempo conmigo aquí en la fundación mientras yo estudio”. Maritza siente que su vida ha cambiado para bien y que con la formación de la ‘Juanfe’, podrá acceder pronto a un trabajo y poder sostener a su hijo.

“La Juanfe me enseñó a que yo puedo, a que tengo derechos, a que yo valgo como persona, como mujer y como madre

Autoestima arriba

“Yo llegué de Venezuela hace algo más de un año. En Caracas las cosas se habían puesto muy difíciles y yo tenía a mi niña de escasos dos meses. Todo el mundo me decía que si la Guardia Nacional me cogía me quitaban la niña y entonces decidí venirme para Colombia”, dice Paola, que a sus 19 años trata de salir adelante con su niña que ya tiene 14 meses, gracias al apoyo de la ‘Juanfe’. “Llegar a la Fundación fue muy enriquecedor. Yo tenía mi autoestima por el piso, sentía que no valía nada y que no tenía nada que aportar a mi hija. La Juanfe me enseñó a que yo puedo, a que tengo derechos, a que yo valgo como persona, como mujer y como madre. Por eso estoy estudiando y sé que pronto tendré un empleo digno que me permita sacar adelante a mi hija”.

Otras historias interesantes