Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

La plataforma global de banca móvil de BBVA llega a Uruguay

BBVA marca un nuevo hito en su transformación digital con el despliegue de su plataforma global de desarrollo en Uruguay. Esta iniciativa permitirá acelerar la entrega de soluciones móviles, unificando diseño, funcionalidades y experiencia de cliente.

BBVA fue el primer banco del mundo en lanzar una plataforma de banca móvil desarrollada globalmente y BBVA Bancomer, la primera franquicia en adoptar esta iniciativa. Ahora, llega el turno de Uruguay que se convierte en el primer país de América del Sur en contar con una plataforma única en el mundo financiero, fruto del trabajo conjunto de equipos en los diversos países donde opera el Grupo.

La plataforma, conocida coloquialmente como Glomo (por Global Mobile), representa un salto cualitativo importante para los servicios de banca móvil de BBVA -y un referente para el sector financiero- ya que permite unificar diseño, funcionalidades y ofrecer una experiencia de cliente de primer nivel para todos los clientes del Grupo, independientemente del país en el que se encuentren.

Para Gonzalo Rodríguez, responsable global de Retail Customer Solutions de BBVA, “la plataforma global de banca móvil permitirá compartir bajo un único esquema los diferentes desarrollos que se producen en cada país, recopilar las mejores prácticas, desarrollarlas en conjunto y poder acelerar drásticamente la capacidad de entregar productos y servicios móviles en el menor tiempo posible”.

Ventajas de la globalidad

El desarrollo global de aplicaciones representa una ventaja competitiva para BBVA ya que aporta eficiencia y optimiza los recursos. Gracias a esta plataforma se permite, por ejemplo, la reutilización de los diferentes componentes, lo que mejora considerablemente los tiempos de entrega de productos y servicios en los diferentes geografías. En muchos casos, el llamado ‘time-to-market‘, es decir, el tiempo hasta que la solución está en manos de los clientes, se puede recortar en un 50%. Y en el caso del coste de desarrollo de estas soluciones, éste puede llegar a ser un 40% inferior.

Asimismo, este tipo de desarrollos abren la puerta a la modularidad de los servicios, lo que significa que el producto global es capaz de atender las particularidades locales de manera ágil. Un buen ejemplo es el pago de cheques en EE. UU., una funcionalidad menos utilizada en otras geografías, o el pago de suministros como la electricidad o el gas en países de América Latina.

Por otra parte, gracias al trabajo en equipo y el uso de metodologías ‘agile’, se ha conseguido duplicar la velocidad del ciclo de desarrollo del producto. Así, cuando un país quiera introducir un servicio existente en la plataforma de banca móvil, podrá hacerlo de manera instantánea, con lo que eso supone de cara obtener ventaja sobre la competencia.

Esta nueva forma de colaboración tendrá un impacto directo en el aumento de los clientes digitales en las diferentes geografías y las ventas a través de esos canales. A cierre de septiembre, los clientes digitales del Grupo se sitúan en 26 millones, un aumento del 23% en un año. Asimismo, los clientes móviles han registrado un alza del 37%, hasta los 21,7 millones. Las ventas digitales mantienen su sólida evolución y en los primeros nueve meses de 2018 representan casi el 40% del total de unidades vendidas a través de canales digitales.

Tras México y Uruguay, Glomo continúa su expansión por Latinoamérica. BBVA en Perú será la siguiente entidad en contar con la nueva plataforma móvil, previsiblemente en el primer trimestre de 2019.

Otras historias interesantes