Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Aplicaciones 11 jun 2019

Las ‘apps’ de transporte miran hacia América Latina

Las aplicaciones de movilidad alternativas crecen en la región, ante la falta de un transporte público de calidad y la penetración tecnológica del 3G y 4G.

Nunca antes solicitar un taxi o un vehículo de transporte había sido tan sencillo. Coger el móvil, abrir una ‘app’, solicitar con un botón y conocer, al momento, el tiempo, el recorrido e incluso el coste de nuestro trayecto. La tecnología ha revolucionado el modo en el que nos movemos con vehículo en las ciudades y aunque la regulación de uso de estas ‘apps’ varía según el país, podemos hacer uso de ellas en casi cualquier gran urbe de Europa, América y Asia.

Uber, Cabify, DiDi o Beat son las principales ‘apps’ de transporte que operan en varios países como alternativa al taxi. Actores globales que compiten en el mercado de la movilidad urbana, uno de los negocios tecnológicos con mayor crecimiento y que según señala el estudio ‘Rethinking Mobility’ del banco Goldman Sachs, puede llegar a facturar 285.000 millones de dólares en todo el mundo para el año 2030.

El lugar ideal

Con una población estimada de unos 625 millones de personas, América Latina y el Caribe es una región diversa en culturas, climas y geografías. Pero si algo la unifica es la creciente urbanización del territorio. El informe ‘The World Cities in 2018’ de Naciones Unidas así lo certifica: es la zona del mundo en la que se concentra más población en sus ciudades, ya que un 14,3% de sus habitantes vive en alguna de las seis urbes que tiene 10 millones o más de habitantes, con Sao Paulo (21,6 millones) y Ciudad de México (21,5 millones) a la cabeza.

Ante estas cifras, uno de los retos de estas mega urbes es la movilidad de sus ciudadanos y es ahí donde las ‘apps’ de transporte encuentran el lugar de disputa por atraer a clientes. “El desafío fundamental en la región es mejorar la calidad del transporte público y hacerlo eficiente y atractivo. Al no estar pasando, el ciudadano busca alternativas para resolver sus problemas de movilidad”, señala Fernando Rojas, experto en movilidad con experiencia en la Concejalía de Bogotá.

Además, debido a la falta de grandes infraestructuras de circunvalación, la mayoría de desplazamientos en autos se realiza en vías interurbanas creando ciudades atascadas. Como demuestra un informe de INRIX, consultora de análisis de datos de movilidad y tráfico en las ciudades, la urbe del planeta en la que los conductores más tiempo pasaron parados en 2018 fue Bogotá, con 272 horas. En la lista también se encuentran Ciudad de México (218 horas) o la brasileña Belo Horizonte (202 horas). Si los ciudadanos deciden dejar su auto, una solución puede ser el uso de estas ‘apps’, en muchos casos más baratas y con estándares de seguridad más altos que los taxis convencionales.

Otra de las condiciones idóneas que se dan en la región para el crecimiento de modos de transporte alternativos al vehículo privado es la creciente penetración de la tecnología 3G y 4G. En 2017 los ‘smartphones’ con línea de datos para internet alcanzaban al 50% de la población y se espera que para 2025 lleguen al 66%, según datos de la organización de operadores móviles GSMA. Y entre las ‘apps’ más populares se encuentran las de movilidad, encabezadas por Uber.

Otras historias interesantes