Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Start-ups 16 sep 2020

Las ‘startups’ españolas se hacen mayores

El ecosistema español de ‘startups’ va ganando madurez: la edad media de estas compañías ya es de 2,5 años y un 15% ya se consideran ‘scaleups’ por haber consolidado su modelo de negocio. Con este estudio sobre el emprendimiento, Spain Startup presenta una nueva edición de la conferencia South Summit que, un año más, vuelve a contar con el apoyo de BBVA.

El ‘Mapa del Emprendimiento 2020’ de Spain Startup, organizadora de South Summit, apunta este año a un ecosistema algo más maduro, donde las compañías ya suman una media de 2,5 años de vida y en el que crece el porcentaje de las llamadas ‘scaleups’: esto es, empresas que yan han consolidado su modelo de negocio y se encuentran en fases avanzadas de desarrollo.

En concreto, España cuenta ya con un 15% de ‘scaleups’, una buena señal que empieza a situar al país más cerca de otros ecosistemas internacionales como el de Europa (con un 14%), Asia (15%), EE. UU. y Canadá (ambos en un 16%). El número más elevado de ‘scaleups’ se da en América Latina, con un 26%. “Se trata de proyectos que buscan a través de encuentros como South Summit convertirse en los nuevos actores estrella dentro del ecosistema”, afirma el informe.

Este nuevo estudio se ha realizado a partir de una muestra de 1.800 ‘startups’ de los 3.800 proyectos inscritos a la Startup Competition. De entre ellas se han elegido las 100 ‘startups’ finalistas que competirán en la edición de South Summit 2020, que se celebrará en Madrid del 6 al 8 de octubre.

Comparativa entre la proporción de compañías que han alcanzado el estatus de 'scaleup' según su procedencia entre las analizadas por Spain Startup. - Spain Startup

Soluciones a los retos de hoy

Un año más, BBVA continúa apoyando este evento como parte de su apuesta por la innovación abierta y la colaboración activa con el ecosistema de emprendimiento, que se hace ahora más necesaria que nunca ante el nuevo escenario planteado por la crisis del coronavirus. “Ahora cobra especial relevancia reforzar la colaboración con el ecosistema de innovación y abrir nuevas vías de trabajo para crear soluciones conjuntas a los retos que plantea la situación actual. Por ello es esencial continuar apoyando y estando presentes en iniciativas como South Summit, que sirven de catalizador para que surjan nuevas alianzas y representan una oportunidad única para identificar nuevas formas de colaboración”, explica Ainhoa Campo, responsable global de Open Innovation en BBVA.

BBVA, que lleva apoyando este evento desde su creación, estará presente en esta nueva edición como partner global para compartir algunos de los proyectos innovadores que ha puesto en marcha en el último año, así como para participar como jurado en la competición de ‘startups’ que tendrá lugar durante el evento.

Dentro de la selección de ‘startups’ que analiza el informe, y de las que salen los finalistas que competirán durante el evento, este año predominan tendencias en línea con las necesidades surgidas a raíz del coronavirus: el ‘fintech’, la salud y la educación son las industrias que encabezan el ranking. “Estas dos últimas muy vinculadas a las principales demandas del mercado por la pandemia de COVID-19”, apunta el informe. En concreto, crece el número de ‘startups’ que plantean soluciones en estos ámbitos apoyadas en la tecnología: tanto las más tradicionales como el desarrollo web o de ‘apps’, como las que emplean soluciones más avanzadas como el ‘machine learning’ o ‘blockchain’.

Este año el 'fintech' se sitúa en el primer puesto, mientras que el año pasado estaban en cuarta posición. - Spain Startup

El papel de las ‘startups’ también podrá tener un impacto en el nuevo escenario post-COVID en términos de generación de empleo. Según el informe, otra de las señales de madurez del ecosistema español este año es su mayor capacidad de crear nuevas oportunidades laborales. El 76% de las ‘startups’ analizadas por Spain Startup tiene entre 2 y 10 empleados, un 30% que en 2019. Además, el panorama se presenta positivo de cara a 2021: un 66% de las ‘startups’ consultadas afirma que quiere contratar a nuevos profesionales en sus equipos. En gran parte, debido a las nuevas necesidades de empleo digital que demanda el mercado actual.

Emprendedores recurrentes

Una vez más, el análisis de Spain Startup apunta ese año a que los emprendedores en España lo son de forma recurrente: uno de cada seis ya había creado una ‘startup’ con anterioridad y un 18% había logrado vender con éxito una compañía antes de lanzarse a crear una nueva. Se trata de la cifra más alta en los siete años que lleva realizándose el informe.

Además, los datos de este año refuerzan la idea de que la experiencia previa es un factor que contribuye al éxito de sus nuevos proyectos: la probabilidad de fracaso entre los emprendedores que solo han puesto en marcha un proyecto anteriormente es del 56%, mientras que esta cifra baja hasta el 8% en el caso de quienes han puesto en marcha cuatro o más proyectos empresariales.

En cuanto a otros aspectos del perfil de los emprendedores en España, los resultados no difieren mucho de los presentados en ediciones anteriores: la edad media es de 34 años, la mayoría cuenta con una larga experiencia profesional y alta cualificación (un 14% de ellos tiene un doctorado). Respecto a sus motivaciones, el informe apunta a que no solo “ser emprendedor engancha”, sino que se trata de una actividad vocacional: solo un 1% de los emprendedores consultados estaba anteriormente en paro.

Los datos del mapa de emprendimiento muestran que cuantos más proyectos haya llevado a cabo el emprendedor con anterioridad, mayores son sus probabilidades de éxito en el futuro. - Spain Startup

Y aunque la brecha de género sigue presente en la radiografía de los emprendedores (solo un 18% de las ‘startups’ están lideradas por mujeres), este año aparece un indicador positivo en términos de contratación: cuatro de cada 10 empresas emergentes analizadas en 2020 cuenta con equipos formados por hombres y mujeres, un 6% más que en 2019.

Finalmente, el mapa del emprendimiento recoge este año también algunos de los retos más relevantes a los que se enfrentan las ‘startups’. El principal continúa siendo la necesidad de profesionalizar los mecanismos de financiación a los que recurren los emprendedores, ya que la mayoría continúa apoyándose en fondos propios o la ayuda de empresas y familiares para poner en marcha sus proyectos. El acceso a más vías de financiación podrá repercutir positivamente en la mejora de los ingresos de estas compañías, según el informe. No obstante, la organización destaca que los ingresos han mejorado ligeramente respecto al año anterior y que un 12% de ‘startups’ españolas cuenta con un EBITDA positivo, una cifra superior a la de las procedentes del resto de Europa (un 10%).

Otras historias interesantes