Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Aplicaciones 07 feb 2018

Llegan los RCS, una nueva forma de comunicación para las empresas

Surgieron en el año 2012 como un intento de actualización de los mensajes de texto de antaño y ahora, con el impulso de Google, quieren ocupar un papel importante en la comunicación móvil. Parten de la base de lo que ofrecen los SMS y añaden funcionalidades que tienen ‘apps’ como WhatsApp o Facebook Messenger, entre otras. La novedad reside en que no hay que descargar ninguna ‘app’ y funciona sin necesidad de estar conectado a internet.

Reciben el nombre de Rich Communications Services (servicios de comunicaciones enriquecidas o RCS, por sus siglas) y permitirá que las empresas puedan comunicarse de forma más directa e interactiva con sus clientes.

Los RCS no llegan como una aplicación de mensajería propia. Con ellos se podrá compartir archivos de texto, mantener conversaciones, individuales y grupales, mandar fotos, vídeos, realizar videoconferencias e incluso compartir la ubicación. No hará falta descargar ninguna aplicación ya que estarán integrados en todos los ‘smartphones’ Android. Además, no se necesitará estar conectado a internet. Un hecho que brinda a los usuarios mayor seguridad frente a posibles caídas de la red o problemas que puedan tener los distintos operadores.

Google, impulsor de este sistema de mensajería

Un sistema que no es nuevo. Hace años se intentó con Joyn, aunque no logró impacto. Su impulso actual se debe a Google, que ha colaborado directamente con los operadores móviles, los fabricantes de dispositivos y el ecosistema Android para acelerar el despegue de RCS.

Esencial para ello fue la compra de ‘Jibe Mobile’, uno de los proveedores líderes de RCS, a través de cuya plataforma ofrecerá el servicio. No usará tarifa de datos ni nada parecido, será gestionado por las propias operadoras. Ahí precisamente reside la principal novedad con respecto a las otras ‘apps’: funciona sin internet. Usa la plataforma Google Jibe, que es la encargada de ofrecer un perfil único a cada usuario y gestionar así su conexión. Solo necesita un número de teléfono como identificador.

Una nueva ventana para que las empresas mejoren, un pasito más, su relación con los usuarios. “RCS actualizará la experiencia actual de mensajería empresarial permitiendo a las marcas enviar mensajes más útiles e interactivos”, afirma Amir Sarhangi, director de RCS de Google, en una entrevista en el sitio web de GSMA.

Un ejemplo claro puede ser como una aerolínea puede suministrar un experiencia completa a un cliente mostrándole desde sus billetes de avión, pasando por dónde están los mostradores de facturación o la puerta de embarque, hasta un mapa de la terminal. Además, con los RCS las compañías pueden mostrar su imagen de marca, algo que no sucede en los SMS que las identifica como un número de teléfono. Reforzar esa sensación de diálogo real con la marca es algo que los usuarios valoran positivamente.

Más de 60 operadoras y fabricantes, que abarcan una base de 4.700 millones de usuarios en todo el planeta, han mostrado su compromiso a desplegar esta nueva mensajería utilizando el perfil universal de GSMA. “Hay más de cuatro mil millones de personas mandando SMS que queremos que se pasen a los RCS”, dijo David O’Byrne, Director de Proyectos de Comunicaciones IP de GSMA, en una conferencia sobre mensajería celebrada en septiembre de 2017.

Con este nuevo servicio se espera un aumento del 10% de los 60.000 millones de dólares de ganancias que estima la GSMA que suponen los SMS para los operadores. Un 2018 en el que se espera que de los 138 millones de usuarios actuales se pase a los 350 millones. Un salto que será aún más espectacular en 2019, llegando a más de mil millones. Una cifra que se acercaría a los usuarios que ahora mismo tiene WhatsApp en todo el mundo.

Otras historias interesantes