Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro 21 feb 2015

Qué son los planes individuales de ahorro sistemático

Los planes individuales de ahorro sistemáticos, o PIAS, son seguros que tienen como objetivo, aprovechando ventajas fiscales, conseguir una renta vitalicia con los recursos aportados durante su vigencia, fijando un máximo de 8.000 euros anuales en el capital invertible en dicho producto.

La principal ventaja de este producto es su tratamiento fiscal, puesto que no reducen la base imponible en el IRPF, se consideran rendimientos del capital mobiliario con coeficientes reductores en base a dos factores:

  • La duración, si se cobran como rentas temporales.
  • La edad del beneficiario, si se cobran como renta vitalicia.

La retención aplicada a los rendimientos mobiliarios, 19% o 21%, se puede ver reducida si el producto tiene una antigüedad superior a los 10 años, aunque no es un requisito fundamental, permitiéndose su rescate en el momento que se desee. Desde la reforma del 2007 se permite que muchos de los seguros de vida que tengan una vigencia mínima de 10 años y en los que se haya superado el límite de los 8.000 euros pasen a ser PIAS para disfrutar de sus ventajas fiscales.

Diferencias respecto a los planes de pensiones

Únicamente se puede contratar un PIAS a diferencia de los planes de pensiones, que podrán ser tantos como queramos, si pretendemos beneficiarnos de la fiscalidad reducida de este tipo de productos.

A favor de este vehículo de ahorro nos encontramos que los PIAS pueden rescatarse en el momento que el cliente quiera. mientras que los rescates de los planes de pensiones están sujetos a los supuestos establecidos por la Ley. Como diferencia fundamental tenemos que los Planes de pensiones reducen la base imponible de IRPF, los PIAS no. Recordemos que la fiscalidad favorable de los planes de pensiones es el mayor atractivo que goza este vehículo de ahorro.

Ventajas e inconvenientes de los planes individuales de ahorro sistemático

Las ventajas de estos PIAS radican fundamentalmente en:

  1. Fiscalidad ventajosa frente a otros productos de ahorro o inversión.
  2. La opción de elegir entre una renta vitalicia o una renta temporal.
  3. Es un producto con excelente liquidez.
  4. Sirven para generar ahorro de cara a la jubilación, siendo una alternativa eficaz a los planes de pensiones.

Dentro de los principales inconvenientes de los PIAS podemos enumerar:

  1. Las ventajas fiscales enumeradas anteriormente únicamente se consiguen si se mantiene el producto durante al menos 10 años.
  2. Las aportaciones no tienen ventaja fiscal alguna, únicamente las rentas generadas.
  3. Imposibilidad de diversificar puesto que únicamente se puede contratar uno por individuo.
  4. Para que la renta sea atractiva se requiere acumular un capital importante.
  5. La oferta de PIAS en nuestro país se limita a una línea bastante conservadora, normalmente segmentada en renta fija fundamentalmente.

Los PIAS se tratan por tanto de una alternativa a los planes de pensiones a tener en cuenta para todos aquellos que se acerquen a la edad de jubilación dado que la obtención de la renta vitalicia es un sistema de complemento ideal en la época de retiro laboral.

Otras historias interesantes