Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad Act. 06 nov 2018

Luis Enrique y Zidane: del césped a los banquillos en el clásico BBVA

Luis Enrique y Zidane, entrenadores de Barcelona y Real Madrid

Un mago del balón y un aprendiz en los banquillos, Zinedine Zidane. Un jugador de raza y un alumno aventajado en la trinchera, Luis Enrique. Así llegan al clásico los entrenadores del Real Madrid y el Barcelona. Uno sólo vistió de blanco en la Liga BBVA, el otro portó ambas camisetas pero la segunda borró toda mancha de la primera.

Eran y siguen siendo diferentes: carácter en uno, clase en otro. Esas características también se aprecian desde la pizarra con la que mueven los hilos de sus equipos, aunque ambos han mutado desde que iniciaron su carrera y se observan nuevos matices.

Luis Enrique nunca perdió de vista a su Barcelona en la distancia. Ni en su corto periplo en el 'calcio' italiano entrenando a la AS Roma, ni en su gran año dirigiendo al Celta. La idiosincrasia azulgrana fluye por sus venas y aprendió viendo los aciertos del Barcelona de Guardiola y Tito Vilanova y los errores de Gerardo Martino.

Pero el nexo en la cantera del Barcelona es el toque y la posesión; esa marca de la casa sigue perenne, aunque Luis Enrique ha avivado ciertos matices que empleaba en su época de jugador: presión alta, pundonor, jerarquía y liderazgo sin balón. El asturiano ha recuperado para la causa estas características.

El equipo actual es un fiel reflejo de toda la cultura holandesa, pero con una buena dosis del gen ganador que siempre atesoró el entrenador asturiano en sus tiempos de bonanza sobre el pasto. Ahora dirige con sabia y férrea mano el destino de los suyos logrando cinco de los seis últimos títulos en juego.

Luis Enrique Barcelona

Luis Enrique ha dotado al Barcelona de más recursos tácticos desde su llegada

Ganarse el respeto del Camp Nou

Como jugador, Zidane fue uno de los pocos futbolistas que con el balón cosido al pie enmudecía estadios. El Camp Nou era uno de ellos. Su figura, imperial sobre el césped, condujo a su Real Madrid a obtener grandes réditos en el coliseo azulgrana. Ahora, con traje y corbata, 'Zizou' busca repetir hitos para lograr hazañas.

El francés llega al clásico ante el Barcelona con poca experiencia adquirida en los banquillos, pero con varios doctorados sobre el césped. El galo ha ganado todo lo ganable a nivel de clubes y ahora pone al servicio del Real Madrid esa sabiduría balompédica. En su camino se cruzó en varias ocasiones con Luis Enrique en un terreno de juego, pero la balanza cayó casi siempre del lado galo.

Cinco partidos coronaron la etapa de Zidane en el Camp Nou y apenas cayó derrotado en una ocasión. Números que firmarían pocos futbolistas y además, viendo puerta tanto en la Liga BBVA como en la Champions. Siempre que marcó el dorsal '5' del Real Madrid, su equipo evitó la debacle.

De entre todos sobresale un partido disputado por 'Zizou' en el estadio del Barcelona. Se trata del encuentro de ida de las semifinales de la Liga de Campeones de 2002, y siempre quedará en el recuerdo para los aficionados del Real Madrid. El resultado de 0-2 con goles de Zidane y McManaman sepultó toda esperanza del Barcelona.

 

Zidane Real Madrid

Zidane busca plasmar toda su experiencia como jugador en su primer Clásico ante el Barcelona

Una contra de manual —buscando el espacio— y allí emerge la zancada larga de Zidane: control orientado, como todos los que hacía el genio galo, y balón picado con clase y maestría para superar al arquero Roberto Bonano. Un gol que inauguraba el marcador y dejaba patente que el Real Madrid sabía y podía ganar en el Camp Nou. Fue aquella Champions en la que Zidane todavía asombraría al mundo con su gol antológico para levantar la Novena.

En la Liga BBVA, el actual entrenador del equipo blanco también supo marcarle al Barcelona. Sucedió en su primer clásico y acabó con empate a un gol. Pero la maldición de no ganar en el estadio azulgrana en competición doméstica seguía vigente hasta que dos años después, en la temporada 2003/04, los blancos se impusieron por 1-2 con dos asistencias de Zidane.

Otras historias interesantes