Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Solidaridad Act. 15 sep 2017

Médicos Sin Fronteras se enfrenta a una situación sin precedentes en la crisis de los refugiados

refugiados-medicos-sin-fronteras-siria

El mundo se está enfrentando a la mayor crisis de personas desplazadas forzosamente desde la Segunda Guerra Mundial. Aproximadamente, 60 millones de personas han tenido que abandonar sus hogares a causa de la guerra, por sufrir persecución o por vivir en condiciones insostenibles en sus países. Médicos Sin Fronteras alerta en su informe “Obstacle Course To Europe: A Policy-Made Humanitarian Crisis At EU Borders” de la situación desesperada de los refugiados que están llegando a Europa y de la necesidad de que los estados miembros de la UE aúnen esfuerzos para encontrar soluciones.

La ONG insta a los países europeos y los estados miembros de la UE a proveer de ayuda humanitaria y asistencia sanitaria al millón aproximado de personas que está cruzando sus fronteras. Médicos Sin Fronteras explica que es necesario empezar a actuar ya que se ha incrementado la acción de las mafias y los refugiados están buscando nuevas rutas arriesgando sus propias vidas.

Una situación inédita

La ONG se encuentra en una intervención sin precedentes. Entre el 1 de enero y el 15 de diciembre de 2015, sus equipos efectuaron unas 100.000 consultas médicas a los refugiados en sus buques de rescate. Solo entre mayo y diciembre de 2015, rescataron y ayudaron a casi 24,000 personas en el mar. Esta entidad solidaria declara que nunca antes había tenido tantos programas médico-humanitarios en marcha con semejante número de efectivos en Europa y nunca antes había tenido que movilizar barcos para llevar a cabo acciones de búsqueda y salvamento en el mar.

La entidad ha enviado a 45 trabajadores humanitarios al mar Mediterráneo para llevar a cabo labores de búsqueda y rescate en tres embarcaciones. Una operación que le ha costado a la entidad, 11,5 millones de euros. Para responder a las necesidades de los refugiados en Italia, Grecia, los Balcanes y sus países de destino, la entidad ha enviado a 489 efectivos en una operación con un coste de 20 millones de euros. Estos equipos proveen de asistencia sanitaria durante todas las horas del día y la noche, construyen refugios temporales y ponen en marcha servicios de agua y saneamiento. Sin embargo, tal y como advierte en su informe, esta entidad no tiene la llave para solucionar el conflicto, solo para aliviar a sus víctimas.

Cos, Lesbos, Atenas, Samos, la frontera con Macedonia, Leros y otras islas del Archipiélago del Dodecaneso, son los puntos calientes de Grecia donde Médicos Sin Fronteras está actuando. En Italia, sus esfuerzos se están centrando en Sicilia, concretamente en Pozzallo y Ragusa y en diversos puntos de la geografía italiana, incluida Roma. En los Balcanes, Médicos Sin Fronteras está llevando a cabo sus acciones en Serbia, Hungría, Eslovenia y Croacia.

La ONG reporta que el 85% de las personas que están llegando proceden de países con un alto nivel de desplazamiento forzoso. Aproximadamente la mitad son sirios, el 20% afganos y el porcentaje restante proviene de Iraq, Eritrea y países devastados por la guerra como Somalia y Sudán.

Otras historias interesantes