Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Asuntos sociales 07 oct 2015

Mejorar el mundo: proyectos españoles de emprendimiento social que lo intentan

¿A quién no le gustaría vivir en un mundo mejor? Buena parte de nuestros esfuerzos van dirigidos a mejorar nuestra vida, pero también la de los demás. Y no solamente mejorar la vida de las personas, sino también el ambiente en el que vivimos. Buscamos un mundo mejor y más sostenible.

Hay empresas que obtienen sus ingresos mayoritariamente en el mercado facilitando la inclusión de personas con discapacidad intelectual fabricando cajas o estuches de madera, o fabricando y vendiendo muebles de diseño propio elaborados a partir de diferentes materiales de reciclaje y de muebles en desuso.

Otras empresas promueven políticas activas en el mundo rural que se dirigen a personas con discapacidad, mientras otras aprovechan el telemaketing como medio para la integración de personas en riesgo de exclusión social. También las hay que forman a los discapacitados y asesoran a las empresas que las contratan o que utilizan la jardinería como medio de cuidado ambiental al tiempo que se facilita la inclusión laboral de personas con enfermedad mental.

Se puede hacer el mundo más accesible a través de empresas que obtienen la mayoría de sus ingresos en el mercado. Hay empresas que acercan la cultura y el teatro a las personas mayores y a discapacitados visuales y auditivos facilitando al tiempo la integración de discapacitados en el mundo de la interpretación, del mismo modo que otras acercan el uso del ordenador a través del movimiento de los ojos a quien tiene dificultades o no puede hacerlo con las manos.

La formación de niños y jóvenes para el emprendimiento a través de la promoción de inteligencias múltiples también merecen la atención de la empresa de mercado. O se puede prestar a través de empresas de mercado apoyo no farmacológico a la población con deterioro cognitivo, problemas de memoria y demencia.

Puede haber empresas que hagan nuestro mundo un planeta más sostenible y biodiverso. Lo pueden hacer a través de la construcción de edificaciones de tierra que se puedan construir rápidamente en casos como las catástrofes y que si hay que demoler solamente dejen tierra. Otra empresa lo puede hacer desarrollando equipos que minimicen el impacto que que producen los derrames de hidrocarburos y productos químicos. También se puede trabajar en la diseñar un arrecife artificial que mejore la biodiversidad marina en la bahía de Plencia con un proyecto de bodegas bajo el agua.

No, no son ejemplos sacados de un libro de ciencia ficción. Son participantes reales en el Social Investment Day de Momentum Project España 2015, una iniciativa para potenciar el emprendimiento social que ayer celebró el Social Investment Day.

¿Por qué es tan importante el emprendimiento social?

El emprendimiento social es un instrumento para mejorar el mundo diferente a lo que puede hacer un individuo particular, una empresa tradicional, el Estado o una ONG. Cada individuo puede, particularmente, tener todo tipo de comportamientos y participar en toda clase de iniciativas que crea que pueden mejorar el mundo. El emprendimiento social puede, además, hacerlo en equipo, de forma organizada.

Las empresas tradicionales crean soluciones a los problemas de la gente, esa es la razón por la que tienen una demanda. En ese sentido ayudan a mejorar el mundo. También las empresas tradicionales han tenido un camino hacia la responsabilidad social corporativa. Pero la empresa social se centra precisamente en ese objetivo concreto, en una visión concreta de cómo mejorar un problema determinado de nuestro mundo. Los estados pueden, y deben, promover aspectos como la justicia o el sostenimiento ambiental, pero tienen una forma de proceder mucho más burocrática. Las empresas sociales pueden definir de forma más espontánea las formas de mejorar el mundo, sin tantos requisitos procedimentales.

Las ONG tienen como único motor actividades no lucrativas, en las que se plasma una determinada concepción de cómo mejorar el mundo. Las empresas sociales también pretenden mejorar el mundo, pero a través del mercado. Son empresas, con un objetivo primordial de mejora de algún aspecto de nuestro mundo, pero utilizan el mercado para lograr sus objetivos.

¿A qué se dedican principalmente los emprendedores sociales?

El emprendimiento social está muy pegado a los problemas del mundo actual, a las fuentes de sufrimiento de las personas que lo habitamos y a nuestras preocupaciones de futuro. El mundo no es todo lo accesible que sería deseable para los discapacitados físicos, psíquicos, sensoriales, intelectuales y también para diversos tipos de personas enfermas. Muchas de estas empresas se centran en la labor de hacer las oportunidades del mundo moderno más accesibles para todas las personas, facilitar a todos las actividades de la vida diaria y paliar el sufrimiento que pueda ocasionar la discapacidad y las diversas formas de enfermedad. A ello se dedican empresas como Aptent Soluciones, Cognitiva, Irisbond.

También son muchos los emprendedores sociales que intentan facilitar la inclusión social y laboral de toda clase de colectivos con dificultades de inclusión, sobre la base de que todos tenemos capacidades que pueden rendir importantes beneficios al conjunto de la sociedad. Es decir, los éxitos en la inclusión social y laboral de personas que pertenecen a colectivos con dificultades producen un doble beneficio, para la persona que se integra y su entono y para la sociedad en general. Lo hacen empresas como Shallom taller, L’estoc, Directo Telmark, Aspanias, COCEMFE o la Fundació Privada Onada.

La sostenibilidad ambiental es otro de los focos de atención prioritarios de toda empresa de emprendimiento social, parte de su triple resultado (resultado económico, resultado social y resultado ambiental). Se desarrollan proyectos para mejorar en el reciclaje de residuos, en la minimización de los riesgos ambientales y de su impacto en caso de materialización, de conservación de la naturaleza, de búsqueda de recursos menos agotables. Favorecen esa sostenibilidad de modo particular empresas como Bajo el agua factory, Ecodome o Sorbcontrol.

La cultura, su conservación, su máxima difusión y accesibilidad universal es otra importante dedicación de muchas empresas sociales. También lo es tender puentes culturales entre las personas, es decir, la utilización de la cultura como medio de entendimiento e integración social. Del mismo modo se intenta sacar el máximo aprovechamiento del conocimiento y las capacidades humanas. A ello se dedican empresas como Thinkids

Todas las empresas sociales tienen la empresa, la modificación de su concepción, como una de sus prioridades. Buscan una empresa más abierta a afrontar los distintos sufrimientos humanos. También buscan una empresa ambientalmente más sostenible y socialmente más responsable y una reorientación del comercio, hacia el denominado comercio justo. La mayoría de estas empresas buscan varios de los objetivos de manera conjunta e intentan resolver los problemas y desafíos de forma innovadora. Es natural que ante problemas graves y duraderos se busquen soluciones innovadoras.

En cuanto a sectores económicos en los que desarrollan sus actividades, si tomamos como referencia los participantes en el Social Investment Day, los emprendedores sociales están principalmente en el sector energético y ambiental y tras él en otras actividades como las artísticas, recreativas y de entretenimiento; las sanitarias y de servicios sociales; el comercio y el sector primario.

¿Qué es el Momentum Project?

El Momentum Project es un proyecto desarrollado en tres países: España, México y Perú . En España se trata de una iniciativa impulsada por BBVA y ESADE, con la colaboración de la Fundación PwC para apoyar a emprendimientos sociales, con el fin de que se consoliden, crezcan y escalen su impacto social. En definitiva se trata de crear un ecosistema de apoyo al emprendimiento social.

Los emprendedores sociales tienen claro un objetivo de mejora de algún aspecto de nuestro mundo y una idea para lograrlo. Pero toda idea se desarrolla en un contexto, podríamos decir un ecosistema. Las tres empresas impulsoras pueden aportar mucho sobre la base de un modelo de desarrollo del proyecto Momentum Project España en el ámbito de la financiación, la formación y el acompañamiento estratégico, además de facilitar su visibilidad. Para ello, desarrollan una convocatoria en la que se delimitan los requisitos que han de cumplir las empresas sociales que desean participar en la iniciativa.

Existen diversos requisitos, pero en todo caso estamos hablando de empresas con una sostenibilidad económica, lo que se manifiesta, entre otros aspectos, en el hecho de que obtengan del mercado una proporción mayoritaria de sus ingresos, y solamente como máximo un 49% de donaciones y subvenciones. Lógicamente también deben ser empresas que impacten, que obtengan logros en sus objetivos de mejora social y ambiental, y que se basen en procedimientos innovadores. También se requiere que sean proyectos empresariales escalables. También se exige un cierto número de empleados, una antigüedad o un nivel de ingresos anuales.

¿Qué es el Social Investment Day del Momentum Project?

El Social Investment Day es al mismo tiempo punto de partida y punto de llegada de distintas fases del Momentum Project España 2015. Es punto de llegada porque para llegar a él hay que pasar cuatro fases de selección. En esas fases de selección se recaba información; se conoce al líder del proyecto; se revisan las candidaturas analizando los aspectos económicos y sociales y solicitando información sobre los aspectos financieros, fiscales y legales del proyecto y se realiza una selección de los mejores proyectos por un comité científico.

A las empresas elegidas como los mejores proyectos se le han sumado en esta edición otras entidades reconocidas en el Premio Integra, que es una iniciativa puesta en marcha por BBVA con el objetivo de impulsar la excelencia e innovación en la inclusión laboral de las personas con discapacidad. El Social Investment Day es también punto de partida para estas empresas.

El Social Investment Day es un encuentro donde las empresas participantes exponen sus proyectos de crecimiento. Es una oportunidad para conocer y darse a conocer, y también lo es para encontrar inversores. Es una oportunidad para que los mejores proyectos encuentren a quienes les puedan prestar la financiación más adecuada.

Pero no solamente es punto de partida por la visibilidad, el acceso a oportunidades de financiación o la puesta a disposición de un completo programa al servicio de la forma del emprendedor social y del mejor desarrollo del proyecto. El Social Investment Day, y todo el Momentum Project España es una oportunidad para conocer a muchas personas el proyecto, tejer una red de relaciones que potencien el proyecto, lo mejoren, lo den más visibilidad y oportunidades. En definitiva, se crea un contexto mejor para mejorar los mejores proyectos al servicio de la búsqueda de una sociedad mejor a través de mecanismos empresariales de mercado. Se crea un ecosistema favorable para el emprendimiento social.

Otras historias interesantes