Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

México, en la órbita del comercio electrónico

La revolución digital en el sistema financiero mexicano abre las puertas para la entrada de nuevos jugadores que, por sus características y operación, perciben las necesidades de los clientes finales desde otra perspectiva. La sinergia con las cualidades de la banca permitirá crear diversos escenarios de negocio, productos y servicios que para los usuarios de servicios financieros representan una experiencia diferente e innovadora.

El ‘e-commerce’ o comercio electrónico es un proceso de distribución, venta, compra y marketing de productos o servicios a través de Internet. Su incorporación como una herramienta de alto valor agregado para clientes, grandes corporativos y pequeñas y medianas empresas (pymes) se ha fortalecido como una potente industria que crece a pasos agigantados en México y que por sus características podría convertirse en un complemento importante para la banca.

Según datos del estudio ‘Comercio Electrónico en México 2016′, elaborado por la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) y comSCORE, el valor de mercado del ‘e-commerce’ en el país durante el año 2015 fue de $257,090 millones de pesos, lo que representó un aumento de 59% con respecto al dato del 2014, que ascendió a $162,100 millones de pesos.

El informe de AMIPCI también explica que siete de cada 10 internautas mexicanos compraron algún producto por internet entre mayo y julio de 2016. Los rangos de edad de los compradores están entre 22 y 44 años, el 54% del total son hombres y el 46% mujeres; la mayoría cuenta con estudios de licenciatura completa, mientras que la Ciudad de México, Estado de México y Jalisco se posicionaron como las entidades de mayor consumo a través del ‘e-commerce’.

Fotografía de vida digital

El 'e-commerce' permite poner al alcance de los clientes productos y servicios a través de internet. - BBVA

La encuesta mensual del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) referente al comercio electrónico en México destaca, al cierre de enero de 2017, que la venta de productos y servicios a través de internet se triplicó, lo que demuestra que en la actualidad el uso de canales digitales para ofrecer y adquirir productos o servicios supone un futuro tecnológico inmerso ya en la toma de decisiones de compra de los usuarios finales.

Para que este desarrollo se materialice, el comercio electrónico deberá afrontar importantes retos para ganar cada día más terreno entre empresas que busquen potenciar sus negocios ofreciendo productos y servicios por Internet, así como entre los usuarios que buscan obtenerlos de manera más rápida y segura. El ‘e-commerce’ también será un protagonista para promover un mayor acceso a la tecnología que garantice la protección de datos de los usuarios con plataformas seguras y confiables, además de contribuir de manera decisiva a la bancarización en el país.

imagen de phishing bbva fraude electrónico seguridad

La seguridad juega un papel importante en la incorporación de nuevas plataformas de comercio electrónico. - BBVA

El reciente anuncio de la compra de la empresa fintech mexicana Openpay por parte del Grupo BBVA es un ejemplo contundente del importante crecimiento que tendrá el comercio electrónico en los próximos años, propiciando la sinergia entre el banco más grande de México, BBVA Bancomer, y una startup de pagos electrónicos con más de 1,000 comercios afiliados que apunta a crecer 300% su cartera de clientes entre startups, PyMEs y corporativos.

Otras historias interesantes