Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 23 jun 2017

Cómo modificar el comportamiento de las personas a partir de la educación financiera

Cómo afecta el comportamiento de las personas a la economía y cómo las conductas se pueden educar para aspirar a un mayor bienestar presente y futuro. Esta fue la idea central del panel Economía conductual y educación financiera, moderado por Jorge Sicilia, director de BBVA Research, y en el que participaron Josh Wright, director ejecutivo de Ideas 42; Carlos Ramírez, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro de México, y Hugo Ñopo, investigador senior del Grupo de Análisis para el Desarrollo (GRADE).

Es la batalla del ‘cerebro rápido’ contra el ‘cerebro lento’. Cómo las decisiones impulsivas, precipitadas, pueden imponerse a la reflexión pausada y racional a la hora de tomar una decisión económica o financiera. Cuando es el ‘cerebro rápido’ el que actúa, las consecuencias pueden ser muy negativas no sólo para el bolsillo; también, y mucho más importante, para nuestro bienestar futuro. Porque no se trata de si el impulso nos llevará a pagar la tarifa más cara del gimnasio aunque luego no vayamos; se trata de que, si el ‘cerebro rápido’ se impone, quizá nos arrepintamos años más tarde, cuando caigamos en la cuenta de que no hemos ahorrado para la jubilación.

Un dato: de media, un 40% de las parejas acaba divorciándose. Pero cuando a los matrimonios se les pregunta en sus momentos felices si creen que en el futuro acabarán divorciándose, la respuesta afirmativa es cero. Este es el ejemplo que puso Josh Wright para ilustrar el exceso de confianza de las personas en los momentos buenos o felices.

Wright es director ejecutivo de Ideas 42, una consultora que nació como un laboratorio de I+D en Ciencias Sociales en la Universidad de Harvard y que tiene como objetivo aplicar métodos científicos de psicología y economía a las decisiones financieras de las personas. Sus investigaciones han permitido descubrir nuevas soluciones en áreas como el acceso financiero para los pobres, tecnologías de recolección en países en desarrollo, cobertura de salud en Estados Unidos y acceso a la educación en comunidades con escasos recursos.

La conclusión de Wright es que las personas tienden a sobrevalorar sus conocimientos financieros. Y esa predisposición distorsiona sus capacidades financieras y, por tanto, sus decisiones en lo relacionado con la economía y finanzas personales. Pero Wright advierte: la educación financiera por sí sola no modifica la conducta de las personas. “Debemos motivar el cambio de comportamiento a partir de principios heurísticos”.

Heurística, entendida como procedimiento práctico para resolver problemas. En este caso, se trata de comprender al consumidor para diseñar productos acordes a sus necesidades. En la experiencia de Idea 42, los heurísticos financieros mejoran en la práctica la toma de decisiones financieras de las personas, permiten mejorar sus ingresos y favorecen el ahorro.

Carlos Ramírez, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR), el organismo público que fomenta el ahorro para la jubilación en México, expuso la realidad del país sobre el ahorro de los trabajadores para su jubilación y el escenario futuro de sus pensiones.

Según los datos compartidos por Ramírez en su intervención, solo cuatro de cada diez mexicanos ahorran para su jubilación. Y de los 57 millones de trabajadores mexicanos que cotizan, 39 millones no hacen ninguna aportación (de carácter voluntario) al Sistema de Ahorro para el Retiro.

El escenario futuro de esta realidad es ciertamente preocupante: si en los próximos años no se consigue cambiar las cosas, un trabajador mexicano recibirá una pensión equivalente al 30% de su salario cuando se jubile. Y con ese dinero es muy difícil que pueda cubrir sus necesidades vitales.

Ramírez explicó cómo desde CONSAR están luchando contra un comportamiento muy arraigado en la sociedad mexicana: vivir al día, ocuparse del presente y no preocuparse del futuro. “La economía del comportamiento es necesaria para poder incentivar el ahorro y favorecer los cambios de conducta”, aseguró.

Para llevar esta teoría a la práctica, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro ha puesto en marcha una serie de iniciativas con el fin de facilitar las aportaciones al plan de jubilación. Entre las más llamativas, ha llegado a acuerdos con cadenas de tiendas de conveniencia o de farmacias para que los trabajadores mexicanos puedan hacer pequeñas aportaciones a su fondo de pensiones desde estos establecimientos. Sin más trámite que ir a la caja y decir cuánto quiere aportar. El establecimiento se encarga del proceso.

Ramírez reclamó a las instituciones públicas y privadas que trabajen juntas para modificar la conducta de las personas de cara a su jubilación. “La educación financiera tiene que ser un objetivo común. Porque incrementar las capacidades financieras es incrementar el bienestar de las personas”, subrayó.

Carlos Ramírez (CONSAR): “La educación financiera tiene que ser un objetivo común. Porque incrementar las capacidades financieras es incrementar el bienestar de las personas”

Hugo Ñopo, investigador principal del Grupo de Análisis para el Desarrollo (GRADE) de Perú comentó la realidad de su país, donde solo uno de cada cuatro adultos tiene una cuenta de ahorro; dos de cada tres no tiene acceso al sistema financiero y los jóvenes muestran un rechazo creciente al sistema financiero.

Ñopo llamó la atención sobre el hecho de que en Perú “las personas son conscientes de la importancia que tiene el ahorro, pero eso no significa que le presten la atención debida”. Para el investigador de GRADE, la solución pasa por “mejorar la confianza como elemento fundamental para fomentar el ahorro dentro del sistema financiero”.

El representante de GRADE compartió con los demás ponentes que no basta sólo con educación financiera. “Es preciso encontrar el momento adecuado para divulgar este tipo de conocimientos”. Otra de las claves, en su opinión, es la insistencia en el mensaje: “los recordatorios son muy importantes porque las conductas están condicionadas por los hábitos”, dijo.

Y cambiar los hábitos es una tarea persistente. Pero casi nunca imposible.

En el Centro para la Educación y Capacidades Financieras encontrarás toda la información relevante sobre educación financiera en el mundo.

Otras historias interesantes