Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Desarrollo 21 ago 2014

El móvil de Amazon convierte en publicidad todo lo que ve

El Fire Phone de Amazon presenta algunas funciones novedosas como la atención al cliente directa, pero algunas acaban resultando irritantes y poco útiles para el usuario. Analizamos las tres más destacadas.

El Amazon Fire es un buen smartphone, pero no por todas las nuevas funciones de alta tecnología promocionadas por Amazon. De hecho, algunas de esas funciones son más aburridas que realmente útiles.

El Fire Phone tiene todo lo que necesitas: acceso rápido a internet, cámara de gran calidad, buenos mapas e innumerables aplicaciones disponibles a través de la propia tienda Amazon. Pero en su campaña de publicidad Amazon ha elegido destacar varias funciones menos habituales, la pantalla de “perspectiva dinámica” del teléfono, la función Firefly y el servicio de atención Mayday. Lamentablemente, esas cosas me impresionaron mucho menos.

Estos nuevos trucos sirven para que Fire destaque, al menos para empezar. La perspectiva dinámica, por ejemplo, es bastante chula. Usando sensores en cada una de las cuatro esquinas de la pantalla, el dispositivo es capaz de detectar cómo se mueve en relación con tu cara y usar esa información para crear un efecto 3D. Esta función triunfó entre mis amigos, pero más allá de despertar algunos “ohs” y “ahs”, no añade demasiado a la experiencia.

El servicio de atención Mayday es otra función exclusiva y podría ser genial, sobre todo para novatos, pero aún no lo es. Si tienes alguna pregunta sobre tu teléfono, basta con tocar el icono de Mayday y en cuestión de segundos estás teniendo una videoconferencia con alguien del servicio de atención al cliente de Amazon (tú ves a la persona, pero ella sólo ve la pantalla de tu teléfono). Si es necesario, el representante de Amazon puede hacerse con el control de tu teléfono y guiarte paso a paso en cualquier cosa para la que necesites ayuda.

Desgraciadamente, las dos veces que usé el servicio, una para preguntar cómo hacer que se viera la hora en mi pantalla de inicio y otra para preguntar por qué recibía un mensaje de error al intentar sacar una foto panorámica, los representantes se las vieron y se las desearon para encontrar una respuesta. En el primer caso, un hombre se hizo con el control de mi teléfono y enredó con él hasta que averiguó cómo cambiar la pantalla (algo que yo misma podría haber hecho). En el segundo caso, una mujer tuvo que pedirme que estuviera en espera mientras investigaba algunas cosas.

Aún así Mayday es una buena función, aunque sólo sea porque es agradable tener a alguien ahí que te ayude a resolver un problema, incluso aunque no tengan una respuesta inmediata. En un mundo en el que la atención al cliente está completamente automatizada, hablar con un humano resulta estimulante.

Y por último, la función Firefly. Ésta es a la vez impresionante y repelente. Es impresionante porque te permite apuntar con el teléfono a casi cualquier objeto y normalmente lo reconocerá. Firefly no funciona con todo, pero reconoció el último número de MIT Technology Review que tenía sobre la mesa y muchos más objetos, como una lata de pulpa de calabaza y una caja de grapas. También reconoce música, series de televisión y películas, en caso de que quieras comprar algo de lo que sólo hayas pillado una fracción.

Pero Firefly resulta repelente porque parece que no es más que una forma de conseguir que la gente compre más productos a Amazon. Siempre que Firefly reconoce un objeto, lo primero que pregunta es si quieres comprarlo. Incluso cuando éste no es un producto, Amazon lo convierte en uno. Por ejemplo, cuando uno de mis compañeros de piso y yo nos dedicamos a atrapar en Firefly todo lo que teníamos en la cocina, el logo de Sam Adams de uno de nuestros vasos de cerveza se convirtió en un cartel metálico que anunciaba la cerveza Samuel Adams Boston Lager a partir de 20,50 dólares, y la foto de Bill Clinton que mi compañero buscó con su iPhone se convirtió en el CD con el discurso del estado de la unión del año 2000, a partir de 10,99 dólares.

Aún así, con todas sus nuevas funciones, el Fire Phone de Amazon sirve para ilustrar lo que sucede en toda la industria de los smartphones. Con los fabricantes de dispositivos esforzándose tanto por destacar, incluso las hazañas más impresionantes en términos tecnológicos pueden dar la impresión de que están esforzándose demasiado.

Otras historias interesantes