Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología 20 oct 2017

El movimento ‘agile’ conquista BBVA

El objetivo no es fácil: lograr que los productos que llegan al mercado sean lo que los clientes necesitan y demandan.  La tarea se complica si, además, hay que aumentar la velocidad de producción para llegar antes que los competidores. Las compañías tecnológicas fueron pioneras en hacer frente a este reto recurriendo a las metodologías ágiles, una forma de trabajar que ha tenido un papel clave en el éxito de empresas como Google o Spotify y que en BBVA se ha convertido en una herramienta fundamental para acelerar la transformación digital.

Estas metodologías se caracterizan por realizar entregas rápidas y continuas al cliente, troceando los proyectos en pequeños desarrollos que tienen que ejecutarse en pocas semanas. De esta manera, el diseño del producto se alimenta de forma continua de las opiniones de los usuarios sobre cada una de las funcionalidades y desarrollos que se van entregando.

La aplicación de banca móvil de BBVA en España, recientemente elegida por Forrester Research como la mejor del mundo, se ha beneficiado enormemente de la utilización de estas metodologías ágiles, que han permitido ir mejorando las funcionalidades de la app —y desarrollando nuevos servicios— a medida que los clientes la utilizaban. Cuando el responsable de márketing se sienta al lado del encargado en el desarrollo de software o de la persona que analiza el feedback de los usuarios, es posible detectar los problemas, estudiarlos y solucionarlos en unos días. Un proceso que con las formas de trabajo tradicionales se demoraba durante meses.

Precisamente, la creación de pequeños equipos multidisciplinares y con dedicación plena al proyecto (scrums), integrados por personas de diferentes áreas y perfiles, es una de las claves de las metodologías ágiles. Los primeros scrums de BBVA se formaron en 2014 y hoy son ya más de 3.500 los empleados que trabajan de esta manera.

Algunos de los pioneros de este movimiento ágil en BBVA han impulsado la organización de la BBVAgile Conference 2017, un evento con el que han querido compartir sus conocimientos y experiencias con el resto de la organización. La conferencia, que se ha celebrado simultáneamente en España, México y Colombia, ha contado con la asistencia de más de 1200 personas. La propia organización del evento se ha realizado de forma colaborativa: una veintena de personas se han repartido las tareas y coordinado utilizando técnicas ágiles.

Carlos Torres Vila fue uno de los ponentes que quiso trasladar su experiencia a los participantes. El consejero delegado de BBVA insistió en la importancia que tiene el movimiento agile para el futuro de BBVA y señaló que el grupo tiene muy clara su estrategia —convertirse en un asesor de clientes, personas y empresas, para ayudarles a tomar sus decisiones financieras—, y que la clave para tener éxito en el nuevo entorno competitivo que está naciendo en la industria financiera es la ejecución. “Y en la ejecución, la metodología agile es la que se está demostrando superior porque nos lleva a tener entregas de mayor calidad, mucho más rápido y con mucho mayor compromiso de todos los que trabajamos en el banco”.

Por su parte, Ricardo Forcano, director de Talento y Cultura de BBVA, destacó que la propia organización de este evento “impulsado por personas de distintas áreas con un interés genuino y personal en poder contribuir y aportar” es un reflejo de la transformación cultural en la que está inmerso BBVA, y de la importancia que está alcanzando el movimiento agile en el grupo financiero. “Hemos dado un gran salto —afirmó Forcano— pero ahora nos queda un reto por delante: escalar este modelo a toda la organización”.

Otras historias interesantes