Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Emprendimiento 15 ago 2017

Las mujeres emprendedoras se abren camino en América Latina

El 38% de los microemprendedores de Chile son mujeres. De un total de casi 2 millones de emprendedores en el país, más de 700.000 representan al género femenino. Así lo aseguró un estudio publicado por la Fundación BBVA Microfinanzas, a través de Fondo Esperanza y Emprende Microfinanzas.

Dentro de estos proyectos, y según el estudio, las principales labores realizadas por estas mujeres se centran en el sector del comercio, que concentra un 20% de la actividad femenina empresarial, y al que le sigue la artesanía con un 18% de las mujeres empleadas en el país.

Los resultados, que se publicaron el pasado mes de julio, afirman que el 66% de ellas aún tienen ingresos que rondan los 550 dólares mensuales. Cerca del 50% de aquellas que emprenden en el país son cabeza de familia de hogares con bajos recursos. Todo ello en un país donde los microemprendedores representan una cuarta parte de la fuerza laboral.

Muchas mujeres han optado por el autoempleo para administrar mejor su tiempo”

El 60% de las mujeres concentran sus empresas y proyectos en emprendimientos de menores ingresos, que sirven para aumentar los ingresos en el hogar y evitar así estar en la lista de desempleados del país.

Mario Pavón, gerente general de Fondo Esperanza, con respecto a la situación de las mujeres emprendedoras en el país, aseguró que “muchas mujeres han optado por el autoempleo para administrar mejor su tiempo”.

Presencia y oportunidades para América Latina

Según la octava conferencia anual de la red de mujeres emprendedoras convocada por Dell, de entre las 50 mejores ciudades para que las mujeres puedan emprender, dos (Sao Paulo y Lima) se encuentran en América del Sur, mientras que México cuenta con otras dos: Guadalajara y Ciudad de México. Una clasificación establecida atendiendo a ámbitos como la reputación o los centros de innovación y emprendimiento que poseen las diferentes ciudades.

Lima, según los resultados publicados, ocupa el lugar más bajo en cuanto a volumen de capital en sus negocios, pero el informe destaca su buen acceso a los diferentes mercados. Por ello, se trata de un país con posibilidades, al situarse entre los 15 mejores para atraer talento.

Sao Paulo destaca en otros aspectos, como su vibrante cultura para el emprendimiento en nuevos negocios, donde las mujeres están cobrando mucha importancia. Un papel que se ve beneficiado también por el buen posicionamiento tecnológico que posee la ciudad, ya que se encuentra en el decimonoveno lugar de la clasificación ofrecida.

México, por su parte, tiene dos representantes en la lista. Tanto Guadalajara como Ciudad de México destacan por su bajo coste de mercado, de manera que el país puede aprovechar sus políticas para mejorar la inserción de nuevas empresas en sus diferentes sectores.

Queremos que las mujeres emprendedoras sean exitosas, y el mundo no está haciendo lo suficiente para apoyar a las mujeres”

La tabla la sigue liderando Estados Unidos, con seis ciudades en el ‘top ten’ de la lista de medio centenar de núcleos urbanos: Nueva York, San Francisco, Boston, Los Ángeles, Washington DC y Seattle. Mientras, Europa posee una docena de representantes en este ránking, dejando a continentes como África u Oceanía con papeles secundarios.

Unos datos ofrecidos en una conferencia donde también hubo lugar para las mujeres más jóvenes. Diferentes miembros de juntas directivas ofrecieron a niñas de entre 12 y 18 años charlas sobre emprendimiento. “Queremos que las mujeres emprendedoras sean exitosas, y el mundo no está haciendo lo suficiente para apoyar a las mujeres”, aseguró Karen Quintos, directora de atención a clientes de Dell.

BBVA Open Talent, una oportunidad más para las emprendedoras

Las mujeres tuvieron un espacio reservado en la novena edición del BBVA Open Talent. Tras ocho años buscando ‘startups’ encargadas de transformar el mundo financiero, este año BBVA decidió apostar por nuevas categorías como, por ejemplo, un apartado para la inclusión financiera o el campo de las fintech en las mujeres.

Un concurso donde se entregó un premio especial seleccionando de entre todos los concursantes a una ‘startup’ donde al menos uno de los fundadores fuera una mujer. Con el plazo de registro ya cerrado, los únicos requisitos para participar eran: tener una ‘startup’ que haya sido creada después del 1 de enero de 2013, que el patrimonio de dicho proyecto sea inferior a 1,5 millones de euros y que la financiación no sea superior a 2,5 millones.

Otras historias interesantes