Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro 30 jul 2019

Comenzar el ahorro desde hoy para cumplir las metas

El ahorro debe ser un buen hábito que esté presente en el día a día, es decir, una constante que lleve a cumplir metas y a tener un futuro más cómodo económicamente hablando.

Siempre es buen momento para empezar. Dejar atrás todos esos intentos fallidos y la frustración que pueden causar no llegar a algunos objetivos. De acuerdo a la Consulta Mitofsky ‘Los mexicanos y el ahorro’, al menos uno de cada tres mexicanos dicen que nunca tienen dinero para ahorrar. El informe también señala que el 30% de los consultados dijeron que, al tener algo de dinero sobrante prefieren guardarlo para emergencias, el 14% paga deudas, el 12% lo usa ya sea en compras o gasto de diversión y el 3% utiliza el dinero para ayudar a otros; es decir, solo 30% de mexicanos dicen ahorrar o el 44% si se consideran los que lo usan para para pagar deudas.

Cuatro respuestas para aquellos  que aún no deciden ahorrar:

1. ¿Qué hacer para empezar ahorrar?: la clave es la organización. Tener una meta es una de las características principales para comenzar a ahorrar. Fijar objetivos a corto, mediano y largo plazo. Lo que se recibe en poco tiempo ayudará a mantener motivado al incipiente ahorrador para seguir por el buen camino.

2. ¿Cómo organizar las finanzas personales?: hay que elaborar un presupuesto en el que se incluyan los gastos indispensables: renta o hipoteca, luz, gas, agua, teléfono, comida, transporte.

3. ¿Gastos extras o entretenimiento?: es importante hacer un análisis de los gastos de los que se puede prescindir y destinar esta cantidad para comenzar. Es decir, lo que se ahorre no será lo que sobra, sino una suma fija que se establece en función de los gastos separándola cada quincena en cuanto se reciba el sueldo.

4. ¿En qué ahorrar? Opciones hay muchas:

La idea es poner el dinero a trabajar; es decir, al invertir dinero se obtienen rendimientos, que son un porcentaje de la cantidad inicial invertida. Esta ganancia será un ‘boost’ para llegar a las metas iniciales.

Con el paso del tiempo el ahorro se convierte en un hábito. Es en este punto de equilibrio donde se podrá decidir en qué gastar y darse un gusto o incrementar la cantidad que se aporta para la meta. Cada gasto no realizado en esas compras que parecían indispensables tendrán un mejor destino.

De esta manera ya no habrá excusas para que este fin de año no se cumpla el propósito de ahorrar, con metas definidas, con pequeñas acciones y sin necesidad de vivir en la completa austeridad.

Otras historias interesantes