Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ciberseguridad 02 dic 2019

Cómo blindar el dinero ante el alza del robo y fraude durante diciembre

En diciembre se realizan más compras que en el resto del año, se dispone de más dinero y con ello aumenta el riesgo de ser víctima de fraude en sus diferentes modalidades, por lo que vale la pena tomar las precauciones necesarias para evitar pérdidas y malos ratos.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en el primer trimestre de 2019 se registraron 4,318,853 reclamaciones por fraudes en diferentes modalidades de los cuales, 65% corresponde a fraudes cibernéticos y sólo 35% a las llamadas formas tradicionales de este delito.

El fraude cibernético ha registrado una importante tendencia de ascenso desde 2015, cuando la proporción de esta modalidad era de apenas 18%. La dependencia señala que en los primeros seis meses de 2019 “el monto reclamado de los fraudes cibernéticos ascendió a $5,908 millones de pesos; se bonificó el 42% y 87 de cada 100 fraudes se resolvieron a favor del usuario”.

Más de la mitad de los fraudes cibernéticos (2,679,492 casos del total de reclamaciones) suceden en el ámbito del comercio electrónico, y de todas las modalidades, tanto cibernéticas como tradicionales, esta registra una frecuencia mayor.

Diversas formas de fraude ocurren por medio del robo de identidad, es decir, de datos personales y confidenciales como números de cuenta, Números de Identificación Personal, (NIP), Token Móvil, Códigos de Verificación (CVV), etcétera. Las siguientes son algunas de las formas más comunes en las que se presenta esta práctica.

Robo de identidad

‘Phishing’:  Esta forma de fraude se da a través del correo electrónico. Los defraudadores envían mensajes suplantando instituciones financieras y de otros rubros con avisos alarmistas, por lo general sobre cargos y movimientos no reconocidos. En ellos se pide al usuario que acceda a un ‘link’ que despliega un formulario que solicita datos bancarios. En ese momento es que ocurre el robo de identidad: los defraudadores copian toda la información ingresada para hacer mal uso de ella.

‘Smising’: Opera de manera similar a la anterior pero a través de mensajes de texto SMS en teléfonos celulares. Los usuarios reciben mensajes con alertas sobre cargos no reconocidos o incluso sobre premios falsos, igualmente acompañados de un vínculo en internet para efectuar el robo de datos.

‘Vishing’: En esta modalidad los defraudadores contactan vía telefónica a los usuarios para notificarles sobre movimientos no reconocidos y con la promesa de dar solución al problema si se proporcionan datos bancarios.

‘Farming’: Otra manera de fraude se da cuando los delincuentes infectan sitios web de comercio electrónico y pago de servicios con software que copia la información que los usuarios registran en los formularios al momento de realizar compras y pagos.

Cómo blindarse

  • No hacer caso a mensajes de correo electrónico, SMS, o de cualquier otra vía que puedan resultar sospechosos.
  • En caso de recibir una llamada telefónica sospechosa colgar inmediatamente y no proporcionar información sensible, como números de cuenta o tarjeta, NIP, ‘Token’, contraseñas, etcétera. Cabe señalar que BBVA México NO solicita esta información a sus usuarios ya que son datos confidenciales y no deben proporcionarse a nadie, sin excepción.
  • Navegar en sitios web que cuenten con certificado de seguridad y evitar el uso de redes públicas, pues en estos casos los dispositivos electrónicos son más vulnerables a ataques cibernéticos.
  • Al realizar compras por internet siempre utilizar una tarjeta digital que impida a los defraudadores el robo de identidad.

En esta temporada de compras vale la pena extremar precauciones para evitar perder dinero en transacciones de riesgo. Es importante siempre comprar en establecimientos reconocidos y que ofrezcan todas las condiciones de seguridad necesarias.

Otras historias interesantes