Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Vivienda 18 jul 2019

¿Cómo escoger un seguro de vivienda que se adapte a cada necesidad?

Comprar un departamento o casa requiere de un gran esfuerzo, trabajo y dedicación, por esta razón es importante proteger dicho patrimonio y no dejar que un imprevisto lo afecte.

La vivienda generalmente representa una parte importante del patrimonio para la mayoría de los mexicanos aunque, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), de todos los seguros que existen, los de casa habitación tienen menor demanda.

Por otro lado, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) menciona que el 76% de las personas que contratan un seguro de vivienda conocen la cobertura del mismo mientras que el 24% lo ignora.

Asegurar el hogar es importante y algunos de los elementos que se deben considerar antes de contratar un seguro son:

  1. Valor de la construcción. Es importante consultar el valor del inmueble con un asesor de seguros y/o con un valuador antes de contratar y declarar  el valor de la vivienda, porque si se indica una suma menor a la real, el monto de la prima probablemente se verá disminuido y también la indemnización.
  2. Riesgos derivados de su ubicación. Analizar algunos factores de riesgo como: ¿Se ubica en una zona sísmica?, ¿hay huracanes?, ¿llueve mucho?, ¿se inunda la zona?, etcétera.
  3. Daños causados a terceros. ¿Podría inundarse la vivienda contigua, o un incendio dañaría otra casa? Es importante revisar estos puntos con la aseguradora, pues se trata de contratar un seguro que beneficie al dueño del inmueble ante cualquier eventualidad.
  4. Especificar sus características. Indicar si la vivienda es propia o rentada, el domicilio donde se localiza el inmueble, su valor aproximado, número de niveles, tipo de vivienda (casa o departamento), tipo de construcción y acabados, entre otras. Usualmente el costo del seguro se determina por estas características.

En caso de ser inquilino también es posible ampararse  al contratar un seguro para evitar futuros desembolsos por daños en la vivienda que no son responsabilidad del arrendador.

Diferentes opciones

La Condusef resalta que no asegurar  una casa o un departamento es una mala decisión.

Las instituciones bancarias y de seguros ofrecen pólizas que cubren desde el contenido hasta gastos extraordinarios:

  • Seguro de contenidos (muebles, electrodomésticos, joyas, obras de arte).
  • Seguro contra robos (sólo en caso de que se realice con violencia).
  • Seguro contra desastres naturales (terremotos, erupciones volcánicas, huracanes, inundaciones). Este tipo de  póliza cubre la construcción y/o el contenido.
  • Seguro contra incendios. Cubre bienes dentro de la casa al momento del siniestro e instalaciones del edificio.

Algunos seguros incluyen el pago de la renta de otra vivienda mientras se repara el inmueble  siniestrado. Sin embargo, es importante conocer la diferentes coberturas y cuál se adapta a las necesidades de cada persona.

Es recomendable acercarse a un experto para pedir asesoría sobre qué seguro va mejor con lo que se está buscando. Con Seguros de Hogar BBVA es más fácil proteger el patrimonio por el que se ha trabajado y evitar un desembolso que ponga en riesgo las finanzas personales.

Otras historias interesantes