Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 06 ago 2019

Consejos para armar un presupuesto verdaderamente efectivo

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), sólo el 35% de los mexicanos lleva un control o registro de sus gastos. ¿Pero qué tan conveniente es confiar en la mente el balance de las finanzas personales?

Dejar a la memoria los montos de deudas, pagos de servicios, alimentos, ingresos y fechas importantes supone un riesgo ya que, eventualmente se puede perder el control del dinero. Por otro lado, dificulta la posibilidad de ahorrar para conseguir ciertos objetivos como viajar, hacer mejoras en el hogar o prevenir emergencias.

Realizar un presupuesto significa registrar los gastos e ingresos de las finanzas personales, no sólo como un control histórico, sino como una forma de evaluar constantemente los conceptos en los que se gasta para modificar hábitos de consumo tantas veces como sea necesario. ¿Se está gastando demasiado en ropa? ¿El servicio de telefonía celular realmente se ajusta a las  necesidades financieras? ¿Se puede gastar menos en alimentos?

Consejos para lograr un presupuesto efectivo

La clave está en simplificar: un presupuesto puede ser tan complejo o sencillo como se prefiera. Lo importante es que se convierta en un hábito positivo. Para lograrlo se pueden utilizar diversas herramientas como una hoja de cálculo, apps móviles o simplemente lápiz y papel. Es importante considerar que mientras más fácil de usar sea, es más probable que se convierta en un hábito.

Debe ser flexible: llevar a cabo un presupuesto inamovible puede ser contraproducente. Éste debe tener la posibilidad de ser modificado sobre la marcha de acuerdo con las necesidades específicas de cada persona. Llevar un presupuesto mensual no debe ser motivo de estrés, al contrario, debe liberarlo.

Incorporar metas realizables: considerar un monto mensual fijo de ahorro para vacaciones, nuevos muebles, reparaciones, algún tratamiento médico, un seguro o la jubilación  puede ayudar a reducir gastos innecesarios.

Registro a detalle: si bien se debe realizar el presupuesto de la manera más simple posible, también debe incluir todos los gastos que se realizan, por pequeños que sean. Los llamados gastos hormiga pueden significar una importante fuga de dinero.

Gastar sin culpas pero sin perder el control: hacer un presupuesto no significa decirle “no” a gastar en conceptos no esenciales, como pueden ser actividades recreativas, restaurantes, entretenimiento, entre otros.

Cuando se trata de tomar el control de las finanzas personales, conocer las herramientas adecuadas es fundamental. La app BBVA es de gran ayuda para administrar un presupuesto, gracias a su función Apartados. En ella es posible separar el dinero de gastos fijos, como el pago de la renta y servicios, deudas, ahorro, etcétera. También se puede apartar dinero de manera programada, mensual o quincenalmente.

Otras historias interesantes