Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Igualdad de género 10 may 2019

El potencial femenino en las empresas familiares del siglo XXI

En las últimas décadas, en muchos países del mundo, se ha visto un cambio importante en el papel de la mujer en la empresa familiar, pues cada vez se involucra más en el ámbito organizacional y escala a más altas posiciones. Sin embargo, en muchos casos mantiene responsabilidades de otros roles que tiene en la sociedad, lo que pone ante sus ojos un escenario más complejo que el de los hombres.

Desde 2017, BBVA Bancomer estableció una alianza con el Centro de Investigación para Familias de Empresarios (CIFEM) con el fin de crear espacios de reflexión y aprendizaje para las familias que quieren tener una sana continuidad de la empresa familiar a través de las sucesivas generaciones.

Para cumplir uno de los objetivos de esta alianza, el CIFEM realiza foros y seminarios con expertos en estos temas. Recientemente, el CIFEM – BBVA Bancomer del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE) llevó a cabo el Octavo Encuentro de Familias Empresarias. El doctor Salvatore Tomaselli, profesor asociado de Política de Empresa y de Estrategia y Gobierno de Empresas Familiares en la Universidad de Palermo, Italia, en  su ponencia titulada “Aprovechar el potencial femenino en la empresa familiar en el siglo XXI” resaltó el papel que ha desempeñado la mujer en las empresas familiares en la historia.

El Dr. Salvatore Tomaselli durante su ponencia en el IPADE. - Foto: cortesía del IPADE

Tomaselli precisó que los estudios sobre las mujeres en las empresas familiares se abocan principalmente a dos campos. El primero examina la dificultad que tienen las mujeres en la empresa aún y cuando pertenezcan a la línea familiar directa o indirectamente y el segundo se enfoca a como las mujeres crean diferentes tipos de empresas familiares, fundadas más por las relaciones de confianza que por las económicas. “En la práctica diaria se pierde de vista que el liderazgo femenino aporta diversos beneficios a las empresas familiares ya que ellas promueven un espíritu de compromiso con los objetivos del negocio y fomentan la colaboración de todos en la empresa, pues son capaces de inspirar y despertar pasión en los integrantes de la misma”, comentó el especialista.

El profesor explicó que una característica de las líderes en las empresas familiares es que tienden más a compartir el poder y la información, creando así un ambiente más colaborativo y participativo. Finalmente, hizo hincapié en que fomentar que diversos puestos de liderazgo sean ocupados por mujeres tiene un efecto inspirador que influye en las demás mujeres, generando como resultado que un mayor número de ellas consideren postularse a este tipo de posiciones en la estructura familiar de la empresa.

Otras historias interesantes