Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tarjetas 30 jul 2019

Siete beneficios de mantener un buen historial crediticio

Usar un crédito correctamente ayuda a resolver más cosas de las que se cree. No sólo se trata de tener una buena calificación en el Buró de Crédito, el financiamiento brinda muchas oportunidades a futuro.

Al adquirir un crédito se tiene la oportunidad de concretar proyectos o metas, así como también se adquieren obligaciones y surgen aspectos que hay que cumplir y considerar, como el registro en el Buró de Crédito. Es un mito que se ‘entra’ solo por ser deudor y que estar ahí es algo malo. La realidad es que, en el momento que comienza el historial crediticio de una persona toda su actividad se registra en el Buró de Crédito sin que necesariamente tenga una implicación negativa.

Todas las entidades bancarias o de crédito pueden consultar el historial crediticio de cualquier persona con diferentes propósitos. En el Buró de Crédito se lleva registro de actividades como pagos a tarjetas de crédito, hipotecas, autofinanciamientos, servicios de telefonía, televisión de pago, etcétera. Si se cubren pagos a tiempo o por adelantado quedará registro y también si existe algún retraso.

Mantener una buena reputación financiera tiene beneficios importantes, tales como:

  • Aumentar la línea de crédito de tarjetas.
  • Obtener créditos hipotecarios.
  • Acceder a créditos de auto.
  • Tener créditos empresariales.
  • Créditos comerciales.
  • Tarjetas departamentales.
  • Préstamos de nómina o personales.

¿Cómo lograrlo?

Mantener un buen historial crediticio es un proyecto a mediano plazo que claramente tiene beneficios. De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) existen algunas medidas que se pueden adoptar para construir un buen historial:

  • Domiciliar pagos de servicios como luz, gas, teléfono, TV de pago.
  • Liquidar el total de la deuda de una tarjeta de crédito mes con mes evitará el incremento del adeudo de ésta debido a los intereses.
  • Consultar periódicamente el historial crediticio y los diferentes servicios del Buró de Crédito.
  • El control minucioso de las finanzas personales permite llevar a cabo una planeación adecuada para evitar deudas que en el futuro pueden ser impagables.

En el mercado existe un gran abanico de tarjetas diseñadas para distintas posibilidades y estilos de vida. El uso responsable de una tarjeta de crédito es una manera de comenzar a tener un buen historial crediticio que más tarde, puede convertirse en una herramienta fundamental para ir logrando objetivos importantes.

Otras historias interesantes