Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguridad 27 mar 2018

¿Cómo navegar por internet sin dejar (casi) rastro?

Navegar por internet implica dejar una estela de información personal, esto no es ninguna novedad. Los navegadores van recopilando preferencias y hábitos gracias a las ‘cookies’ que se instalan en los ordenadores al navegar.

Es cierto que ser “reconocido” por los navegadores facilita muchas cosas, la navegación es mucho más intuitiva ya que las ‘cookies’ recuerdan las búsquedas hechas, muestran contenidos más afines al perfil del usuario y se guardan los datos de registro para evitar el logueo cuando se accede habitualmente a redes sociales, tiendas ‘online’, cuentas de correo, etc.

Esto es así dado que los navegadores y las páginas webs además de memorizar los hábitos y preferencias de los usuarios, almacenan contraseñas, datos de registro, localizaciones y la dirección IP de los equipos (el número único que identifica a cada dispositivo dentro de la red). Esa información es utilizada no solo para mejorar los resultados de búsqueda y la experiencia de navegación, sino también por otros servicios para, por ejemplo, enviar publicidad personalizada y mostrar anuncios basados en las búsquedas de los internautas.

¿Qué significa navegar en modo incógnito?

Navegar en modo incógnito significa básicamente navegar por internet de forma privada sin que el navegador guarde los sitios web visitados, y por tanto, no queda almacenada la información sobre los perfiles de los usuarios.

No obstante, navegar en modo incógnito no significa que la navegación sea 100% privada y que no se deje ningún tipo de rastro, de hecho, al utilizar este modo, los sitios o incluso los diferentes proveedores de internet aún pueden saber qué páginas se visitan. Tampoco evita que alguien pueda monitorizar las conexiones si estas no están cifradas.

Los navegadores así lo advierten en sus políticas:

firefox-seguridad-internet-navegador-bbva
seguridad-chrome-navegador-bbva

También hay que tener en cuenta que todas las descargas y sitios marcados como favoritos quedan registrados. En el caso de Google Chrome, no guarda ningún registro de los archivos que se descargan cuando se navega en modo incógnito, pero hay que tener en cuenta que estos archivos se guardan en los equipos en la carpeta “Descargas”.

¿Y para qué sirve entonces?

El modo incógnito sirve para borrar rastros de acciones e interacciones específicas en un ordenador o dispositivo móvil para que nadie pueda “cotillear” qué se hace, recuperar datos incluidos en formularios o buscar las páginas visitadas.

Esto es posible dado que el modo incógnito de los navegadores elimina automáticamente las ‘cookies‘ tras cerrar la sesión, borra el historial de navegación, elimina los textos introducidos en los distintos formularios y no almacena las contraseñas al salir de las páginas visitadas.

¿Cuándo sería conveniente navegar en modo incógnito?

Hay situaciones en las que sería más que recomendable elegir este modo a la hora de navegar para aumentar la seguridad y proteger la privacidad.

  1. Siempre que navegar por la red implique realizar operaciones en las que haya que aportar contraseñas o datos de registro y se utilice un ordenador compartido.
  2. Siempre que se visiten páginas de poca confianza para evitar sorpresas. En este modo de navegación los inicios de sesión no quedan registrados. Muchas páginas fraudulentas se dedican a captar sesiones abiertas para utilizar las credenciales, suplantar la identidad de los usuarios en sus cuentas de redes sociales y hacer publicaciones en nombre de ellos. También utilizan esa información para el envío masivo de anuncios invasivos.
  3. Siempre que haya que enviar cuestionarios o formularios confidenciales, hacerlo en modo incógnito, aunque la página sea de confianza, ayuda a mantener una mayor seguridad.
  4. Al realizar cualquier transacción económica desde un ordenador público que pueda ser utilizado por alguien más.

Cómo activar el modo de navegación incógnito en el navegador

Chrome:
– Abrir Google Chrome.
– Presionar Ctrl + Maýus + N.

Pantalla de ‘sesión de incógnito’ en Chrome.

Firefox:
– Abrir Firefox.
– Hacer clic en Menú (tres líneas horizontales en la parte superior derecha).
– Hacer clic en Nueva ventana privada (New Private Window).

navegacion-privada-firefox-bbva

Navegación privada con protección contra rastreo.

Internet Explorer:
– Abrir Internet Explorer.
– Presionar Ctrl + Mayús + P.

Navegación privada en Internet Explorer.

Safari:
– Abrir Safari.
– Hacer clic en Menú Safari.
– Hacer clic en Navegación privada / Private Browsing.
– Hacer clic en OK.

navegacion-privada-safari-bbva

Navegación privada en el navegador Safari.

La VPN, un aliado de la navegación discreta

Las VPN, es decir, la red privada virtual (RPV), en inglés Virtual Private Network (VPN) oculta la ubicación o dirección IP de los ordenadores. En esencia, al utilizar una VPN, esta asigna una dirección IP aleatoria a los equipos al conectarse a la red y navegar por internet, de esta manera, es imposible que los sitios puedan rastrear o almacenar información de los usuarios. Esta alternativa es la más utilizada en entornos corporativos, para conectarse a la red corporativa desde una wifi pública, de esta forma la información viajará por la VPN que la protegerá de cualquier filtración.

Conclusiones

Navegar protegiendo la privacidad es posible. Hay que recordar que en internet, la seguridad y la privacidad dependen principalmente de las acciones de los usuarios. Decidir qué rastro se deja en la red es decisión de cada usuario.

Otras historias interesantes