Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tarjetas Act. 31 may 2018

¿Qué hacer si no puede pagar su tarjeta de crédito?

Recurso BBVA Banca tarjetas CVV CVC

Deberás dejar de usarla, acudir a tu entidad para acordar un plan de pagos que puedas asumir e intentar reducir al máximo sus gastos mensuales. Del mismo modo, si superas el límite de tu tarjeta de crédito deberás amortizar ese límite que has superado o negociar una ampliación del crédito disponible.

¿Qué hacer? ¿Cómo actuar ante estas situaciones? En primer lugar, además de dejar de utilizar inmediatamente las tarjetas de crédito, deberá afrontar el problema lo más rápido posible para no seguir incrementando la deuda. Acudir a su entidad, acordar otros plazos para la devolución de la deuda o presentar un plan de pagos serían otros de los pasos que debería realizar si no pudiera hacer frente al pago de su tarjeta o si hubiera superado el límite del crédito.

Como regla general debe intentar no superar el límite de su tarjeta de crédito. Las tarjetas de crédito ofrecen grandes ventajas, pero también su uso imprudente genera desventajas que son importantes conocer. Es importante tener siempre el control en el manejo de las finanzas.

Cuando se contrata una tarjeta de crédito con una entidad financiera, ésta le prestan al cliente una línea de crédito para devolver en X tiempo con X intereses. La entidad financiera otorga un préstamo con una cantidad límite, que se podrá pagar en su totalidad después de la fecha de corte o por cuotas. En el momento en el que dicho cliente supera las cifras acordadas con su entidad, la tarjeta queda bloqueada e inoperativa. Todas aquellas cantidades que excedan el límite devengarán unos intereses mucho más altos que los ordinarios, a los que deberán sumarse las comisiones por las cantidades que los superasen. En definitiva, el exceso  puede costar caro.

Para que la situación no se complicase más de la cuenta, debería amortizar el crédito dado hasta que el dinero dispuesto quedase por debajo del límite del crédito disponible. Es decir, si el límite de su tarjeta de crédito fuera de 1.000 euros y lo sobrepasara en 400 euros, debería amortizar cuanto antes esos 400 euros. ¿Y si no puede amortizarlo? En ese caso, deberá dirigirse a su entidad financiera, donde contrastarán su tarjeta de crédito y negociarán una ampliación del crédito disponible. Por ejemplo, y continuando con el ejemplo anterior, si su límite fuera de 1.000 euros pero hubiera usado 1.400 euros, debería pactar un nuevo límite de 1.500 euros para volver a la normalidad. O también tendría la posibilidad de negociar unos nuevos plazos para devolver la deuda contraída, ampliándose a los 3 o a los 4 meses.

En este contexto, debe tener en cuenta que tendrá la posibilidad de realizar todos estos cambios siempre y cuando acuda a su entidad antes del vencimiento del pago del crédito ofrecido. Si este venciera el 25 de septiembre, debería acudir antes de ese día para realizar cualquiera de los cambios mencionados anteriormente.

¿Conoces las tarjetas BBVA?

España | México | Argentina | Perú | Colombia

Pero, ¿y si no puede hacer frente a la cantidad endeudada hasta el momento?

Imagine por un momento, que, incluso sin superar el límite de su tarjeta de crédito se diera cuenta de que no va a ser capaz de afrontar la cantidad endeudada hasta el momento con su tarjeta de crédito. Si este fuera su caso, deberá dirigirse a su entidad bancaria de inmediato (siempre antes del vencimiento del pago del crédito) e intentar dar solución a su situación. Evidentemente, deberá dejar de usarla inmediatamente para que su deuda no siga aumentando.

En la entidad, deberá mostrar un “plan de pagos” real que pueda asumir sin problemas. Evidentemente, este deberá mostrar datos como la cuantía a pagar mensualmente y la fecha en la que espera volver a pagar el abono normal.

Para que no volver a caer en esta situación, debería revisar sus gastos mensuales, reducirlos e intentar ahorrar dinero. Para ello, podría dividir todos sus gastos en categorías de “necesario” y “no necesario”, y eliminar estos últimos. Por otro lado y si sigue observando que su situación financiera no va a llegar a ser lo holgada que le gustaría, quizás debería plantearse dar de baja a sus tarjetas de crédito, evitando así endeudarse más de lo que pudiera llegar a hacer frente.

Otras historias interesantes