Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca responsable 30 ene 2018

Lo que nos enseñan las canciones de educación financiera

Las grandes estrellas de la música también se preocupan por el dinero o por lo menos, hablan de él en sus canciones. La educación financiera con temas como el exceso de gastos, la falta de previsión para planificar el futuro o el ahorro, están presentes en grandes éxitos de todas las épocas.

Ya lo repetía una y otra vez Liza Minnelli en el mítico cabaret que la hizo célebre: “Money makes the world go around” (“El dinero hace girar al mundo”). Y se podría añadir al mundo de la música dada la gran cantidad de temas de éxito que giran en torno a las finanzas, como los que aparecen en este  ‘top 5’ dedicado a la educación financiera.

1. Jessie J.: ‘Price Tag’

Jessie J. Interpreta todo un himno ‘millennial’ a la austeridad, el desapego material y la despreocupación por el futuro. “We don’t need your money money money. We just wanna make the world dance” (“No necesitamos tu dinero, dinero, dinero. Solo queremos hacer al mundo bailar”). La cantante hace un repaso de su filosofía personal y describe un estilo de vida austero: “And you can, can keep the cars. Leave me the garage” (“Y puedes, puedes quedarte con los coches. Déjame el garaje”). Al fin y al cabo, el amor es lo que la mueve y por eso quiere que todo el mundo se olvide de las etiquetas de los precios y baile con ella.

Vivir solo en el presente, sin tener en cuenta posibles imprevistos que requieran ese dinero que desprecia la canción, puede traer graves consecuencias para las finanzas personales. Está bien tener muy claras las prioridades, pasarlo bien y bailar, pero mejor si se hace con planificación y un colchón financiero.

Jessie J.: ‘Price Tag’

2. AC/DC: ‘Moneytalks’

La mítica banda australiana no se priva de nada en este tema de los 90: “Tailored suits, chauffeured cars, fine hotels and big cigars” (Trajes a medida, coches con chófer, hoteles buenos y cigarros grandes”). La voz desgarrada de Brian Johnson describe un estilo de vida de excesos típicos de las estrellas del rock y le pide a la chica, a la que va dirigida la canción, que escuche al dinero hablar. Al final, ella hace tanto caso a la llamada que acaba robándoles, aunque a la banda australiana parece no importarle y continúa en sus trece cantando: “Listen to the moneytalk”.

Hacer una gran ostentación del dinero ha llevado a grandes estrellas de la música y del deporte a la ruina por lo que, por muy atractivo que parezca su estilo de vida, lo más conveniente es no imitarlo. Caer en el derroche, el capricho constante y las compras impulsivas, solo pueden llevar a perder el control sobre el presupuesto y hacer que las metas de ahorro se esfumen.

AC/DC: 'Moneytalks'

3. The Beatles: ‘Taxman’

Los cuatro de Liverpool lo tenían muy claro: hay que estar al día con los impuestos. Para John, Paul, George y Ringo, el recaudador es como una especie de superhéroe que vigila cada movimiento de los contribuyentes y ya no digamos de los morosos, amenazándoles con subirles los impuestos si no pagan. Los Beatles prefieren dormir tranquilos, a pesar de sentirse perseguidos y asfixiados por este personaje, y aconsejan en su canción: “declare the pennies on your eyes” (“declara los peniques sobre tus ojos”, haciendo referencia a una ancestral costumbre funeraria que consistía en poner dos monedas sobre los ojos de los muertos para cubrirlos).

A pesar de la mala imagen que tienen los Beatles del recaudador de impuestos, lo cierto es que para tener una buena salud financiera hay que estar al tanto con Hacienda y planificar los pagos que se presenten durante el año. Hay estrategias para aliviar la carga fiscal como ajustar las aportaciones al plan de pensiones o amortizar la hipoteca, pero siempre con asesoramiento para evitar caer en errores que puedan derivar en una inspección y posible multa.

The Beatles: 'Taxman'

4. Madonna: ‘Material girl’

Madonna se rodea de bailarines que le hacen regalos caros en el famoso videoclip de este ‘hit’ de los 80 en el que, entre bailes y caídas de párpados, rechaza a los más románticos a favor de los más ricos. Ella no engaña a nadie: “Livin’ in a material world and I’m a material girl” (“Viviendo en un mundo material y yo soy una chica material”). Sin embargo, es mucho más previsora de lo que parece a primera vista y, entre joyas y abrigos de pieles, declara: “Only boys that save their pennies, make my rainy day” (“Solo los chicos que ahorran sus centavos hacen mi día lluvioso”).

El día lluvioso al que se refiere Madonna es el momento en el que financieramente las cosas pueden ir mal y se necesita haber ahorrado lo suficiente para afrontarlo. La chica material, en realidad, busca a alguien con quien compartir una vida financiera bien planificada, en el que los imprevistos y el futuro a largo plazo, como la jubilación estén bien cubiertos.

Madonna: 'Material girl'

5. Beyoncé: ‘Who run the world (Girls)’

Mucho ha llovido desde aquellos años en los que Madonna le cantaba a la dependencia económica de una pareja con posibles. Llega el nuevo milenio y con él, el empoderamiento de la mujer que reclama conquistar las parcelas dominadas por los hombres. La educación (también, financiera) es esencial para moverse por territorios, como el mercado laboral, en el que la brecha de género sigue muy presente. Beyoncé ensalza al género femenino y enumera sus múltiples habilidades: trabajan, llevan la casa, cuidan a los niños… Y se suma al ejército de mujeres fuertes y trabajadoras con estas palabras: “You can’t hold me. I work my 9 to 5 and I cut my check” (“No puedes retenerme. Trabajo de 9 a 5 y recibo mi cheque”). La gran estrella norteamericana levanta su copa por las chicas que se han graduado y proclama: “We’re smart enough to make these millions” (“Somos lo suficientemente inteligentes para hacer estos millones”).

Beyoncé: 'Who run the world (Girls)'

La educación financiera es esencial para que las mujeres puedan triunfar en el mundo de los negocios, sobre todo si desean emprender. Saber manejar el dinero otorga la confianza financiera que se necesita para tomar las decisiones económicas adecuadas. Además, la inclusión financiera y la formación hace que las mujeres en el tercer mundo mejoren sus vidas y las de los demás. La educación es el trampolín que las ayuda a salir de la pobreza y caminar hacia la igualdad.

Para reforzar la educación financiera es necesario contar con la mejor información. En el Centro para la Educación y Capacidades Financieras se encuentran disponibles todos los contenidos relevantes sobre educación financiera en el mundo.

Otras historias interesantes