El crecimiento económico de Colombia depende de la inversión y esta se verá acelerada gracias a la mayor ejecución de las administraciones locales y regionales y a las obras de cuarta generación (4G).

En una columna en el diario El Espectador, Juana Téllez, economista jefe de BBVA Research Colombia, se refirió al crecimiento de la economía mundial y local, a propósito de la presentación del informe Situación Colombia que realizó el pasado 9 de febrero.

“A nivel global, a pesar de la tranquilidad de los mercados y la aceleración del crecimiento mundial que anticipan algunos indicadores, 2017 arranca con una gran incertidumbre sobre la política económica de la nueva administración de Estados Unidos”, afirmó la economista en su artículo.

“La inversión se acelerará gracias a la mayor ejecución de las administraciones locales y regionales y a las obras de 4G

En Colombia, la economía ha logrado lidiar con las incertidumbres que sobre ella pesaban en el frente externo, “al cerrarse rápidamente el déficit de cuenta corriente”, y en el frente fiscal, “al aprobarse la reforma tributaria que permite aumentar el recaudo y recomponer algunas cargas. Esta resolución de la incertidumbre contribuye a que el motor de la expansión de los próximos años sea la inversión”, señaló Juana Téllez

De este modo, afirmó que “los incentivos de la reforma tributaria; la estabilidad de la tasa de cambio, con una pequeña revaluación en el promedio de este año; las menores tasas de interés y el elevado uso de la capacidad instalada en la industria anticipan un rebote gradual de la inversión privada. Adicionalmente, la inversión se acelerará gracias a la mayor ejecución de las administraciones locales y regionales y a las obras de 4G”.

BBVA Research, estima que la inversión en Colombia pase de una caída de cerca del 1,7% el año pasado a 4,3% y 6,1% en 2017 y 2018, respectivamente.

Con este escenario de inversión y un desempeño del consumo muy parecido al del año anterior, la economía crecerá a tasas del 2,4% y 3,3% en 2017 y 2018, de acuerdo con cálculos de BBVA Research, que además prevé que la inflación siga desacelerándose y termine este año en 4,1% y el año entrante en 3,6%. “Esto dará espacio para que el banco central consolide el ciclo de reducciones en su tasa de intervención este año y el siguiente,” puntualizó Juana Téllez.

Comunicación corporativa