La compañía Airbus está dispuesta a revolucionar el mundo de los transportes autónomos. El innovador proyecto, presentado a finales del año pasado, ya tiene nombre. Se llamará ‘Vahana’ y su diseño será similar a un convertiplano, tendrá una autonomía de 80 kilómetros y será capaz de recorrer distancias en la mitad de tiempo que un coche.

Es el sueño de empresas, de ingenieros y, sin duda, de millones de personas. Desplazarse en ciudades cada día más masificadas de forma rápida, segura y ecológica. Una necesidad a la que buscan dar respuesta muchas empresas tecnológicas, en una carrera por llegar a ser el pionero en el desarrollo de este tipo de automóviles autónomos.

Igual te interesa…

Tesla coche autónomo eléctrico automoción recurso

Una de las propuestas que está tomando cada día más cuerpo es la que está realizando Airbus, y más en concreto A^3, el grupo de proyectos avanzados de Airbus. El prototipo ha sido bautizado como Vahana, una aeronave autónoma por el momento de una plaza que podría ser una realidad a finales de 2017.

Este ‘avión individual’ ha sido concebido con ocho rotores en dos conjuntos de alas, los cuales se inclinan dependiendo de si la aeronave vuela en vertical u horizontal (VTOL, por sus siglas en inglés). Podría portar carga y su uso está pensado para ejercer de taxi, en una especie de Uber o Car2Go del aire.

Todo ello sin descuidar el medio ambiente. Hablamos de un automóvil eléctrico, que contamina mucho menos, y, en principio, autónomo, por lo que no requerirá conocimiento alguno para su conducción. Tendrá una autonomía de unos 80 kilómetros y se calcula que tardará la mitad de tiempo en recorrer distancias que los coches.

“En tan sólo 10 años, podrían estar en el mercado para revolucionar la forma de viajar en las ciudades para millones de personas

Tom Enders, CEO de Airbus, ha revelado que los primeros prototipos ya se están empezando a construir y que espera que para finales de este año se puedan realizar pruebas reales de vuelo. “Hace más de 100 años, el crecimiento de las ciudades provocó que el transporte urbano pasara a realizarse bajo tierra. Ahora tenemos los medios tecnológicos suficientes como para realizarlo por el cielo”, afirmó.

Aunque, al tratarse de un proyecto ambicioso y con un coste importante, probablemente haya que esperar una década antes de que circulen por las calles. “En tan sólo 10 años, podrían estar en el mercado para revolucionar la forma de viajar en las ciudades para millones de personas”, dijo Zach Lovering, líder del proyecto de Airbus.

Igual te interesa…

Hyperloop: el quinto medio de transporte, capaz de viajar a la velocidad del sonido

Desafíos a superar

Los ingenieros de A^3 aseguran que cuentan con casi todo lo necesario para crear este vehículo volador, pero les falta solucionar su pilotaje autónomo. Es decir, crear un ‘cerebro artificial’ que pilote la nave sin intervención humana. Por ello, algunos de ellos serán preprogramados para cada vuelo y supervisados u operados desde un centro de control.

Otro reto, además de ése, supondrá crear o modificar las leyes actuales que regulan los vuelos sobre las ciudades. Sin dejar de lado que este tipo de aeronaves necesitarán plataformas específicas para aterrizar con cargadores eléctricos.

Por ahora, Vahana todavía tiene lejos ver la luz pero los ingenieros esperan poder realizar pruebas a finales de año. Es el sueño de Airbus y el deseo de Tom Enders: “Nos lo estamos tomando muy en serio”, aunque reconoció que todavía “están en fase de experimentación”. Muchos retos le quedan por delante para echar a volar.

Comunicación corporativa