En los primeros 6 meses desde la firma del convenio entre BBVA y la Generalitat, por el cual la entidad cederá 1.800 viviendas para destinarlas a alquiler social, el banco ha entregado casi la mitad de las viviendas pactadas. Del total de viviendas, 632 se encuentran en la provincia de Barcelona, 74 en Lleida, 90 en Tarragona y 44 en Girona.

El convenio firmado el pasado mes de julio, tiene una vigencia de 8 años y comporta la cesión de las 1.800 viviendas en un plazo de 3 años.

Christian Terribas, director territorial de BBVA, y la consellera de Governació, d’Administracions Públiques i Habitatge de la Generalitat, Meritxell Borràs, han hecho balance de los primeros seis meses des de la firma del convenio en un encuentro en la Conselleria.

Christian Terribas ha destacado el compromiso de BBVA con la sociedad catalana en el ámbito de vivienda social. “BBVA, a través de su política social de vivienda, garantiza soluciones a los clientes hipotecarios en situación de vulnerabilidad. Además, dadas las actuales necesidades en este ámbito que vive la sociedad catalana, gracias a este acuerdo, BBVA facilita el acceso a una vivienda a familias, sean o no clientes, en riesgo de exclusión social”.

BBVA facilita el acceso a una vivienda a familias, sean o no clientes, en riesgo de exclusión social

Por su parte, Meritxell Borràs ha subrayado que “este acuerdo con BBVA es una muestra más del firme compromiso del Govern de incrementar el parque de viviendas de alquiler social”, y añadió que “las llaves entregadas son de viviendas situadas en municipios donde hacen mucha falta” y, por lo tanto, “son un ejemplo de respuesta integral a las situaciones de más emergencia”.

Para el correcto desarrollo del convenio, se ha establecido un comité de seguimiento técnico formado por representantes de BBVA y la Generalitat. Este comité, que se reúne periódicamente, ha permitido detectar las necesidades geográficas de cesión, ante las numerosas peticiones recibidas por la Generalitat por parte de familias vulnerables. Así, BBVA ha dado una respuesta ágil a esta demanda y en los 6 primeros meses del acuerdo ha entregado casi el 50% de las viviendas previstas a ceder en 3 años.

A fecha de hoy, de las 840 viviendas ya cedidas por parte de BBVA, 632 se encuentran en Barcelona, 74 en Lleida, 90 en Tarragona y 44 en Girona. De todas ellas, la Generalitat ya cuenta con 456 pisos en proceso de asignación a familias en situación de vulnerabilidad social distribuidos en 67 municipios de Catalunya, entre los cuales se encuentran ciudades como Badalona, Barcelona, Girona, Granollers, l’Hospitalet de Llobregat, Lleida, Mataró, Reus, Sabadell, Santa Coloma de Gramenet, Tarragona y Terrassa.

El procedimiento de adjudicación de estas viviendas se impulsa a través de la Agència d’Habitatge de Catalunya, mediante la Mesa d’Emergències y en colaboración con los ayuntamientos. Los alquileres, con una vigencia máxima de 5 años, se fijan en función de la capacidad económica de cada familia, y se mueven entre un 10 y 18% de los ingresos de la unidad familiar.

Como medida de acompañamiento, las familias vulnerables beneficiarias de estas viviendas, se incluyen en un programa social realizado por la Generalitat para mejorar sus condiciones de integración en la sociedad. El programa se llevará a cabo durante toda la vigencia de la cesión.

Política social de vivienda de BBVA

BBVA, ya desde el principio de la crisis, decidió de forma voluntaria establecer medidas adicionales a las adoptadas por el sector para paliar sus efectos. Todo ello articulado en torno a varios ejes: ofrecer soluciones a todas las familias con dificultades de pago de sus préstamos hipotecarios y garantizar que cualquier familia, cliente hipotecario de BBVA en riesgo de exclusión, tenga un techo.

Así, el banco ha refinanciado a casi 70.000 familias, de las cuales 21.000 se encuentran en Catalunya, ajustando las cuotas a sus actuales capacidades de pago y ha formalizado unos 15.000 acuerdos de dación en pago en Catalunya. Este convenio de cesión, ahora se suma a estas medidas, formando parte del plan de acción de Negocio Responsable del Grupo BBVA, y refuerza el compromiso que el banco tiene con la sociedad catalana. Sumando las 1.800 viviendas que se ceden a la Generalitat dentro de este proyecto de vivienda social, la entidad financiera cuenta con más de 7.000 viviendas destinadas a alquiler social en España, más de la mitad de las cuales están situadas en Catalunya, contribuyendo a solucionar el especial problema habitacional que tiene el territorio.

Comunicación corporativa