Estas navidades disfruta de todo aquello que el trabajo te ha obligado a posponer. Entre las compras y los compromisos sociales, siempre es posible encontrar tiempo para hacer planes diferentes en familia. Si estás en Madrid o en Barcelona, apunta estas recomendaciones:

1. El Museo del Prado, Madrid. Siempre es una buena idea

Acércate antes del 10 de enero y visita la exposición de Luis de Morales, organizada en colaboración con la Fundación BBVA. Este pintor fue apodado el Divino porque centró su obra en personajes y escenas sagradas. Tuvo mucho éxito en vida aunque ahora su nombre no se conozca tanto como el de otros maestros de la época.

Igual te interesa…

Fotografía recortada del cuadro Sagrada Familia de Valentin de Boulogne de Colección BBVA

Sin embargo, para los entendidos en arte, Morales es uno de los autores más importantes del llamado “arte sacro”. Prueba de ello es que el Metropolitan de Nueva York ha comprado recientemente por más de un millón de dólares un cuadro de este artista. La obra del Divino Morales (1510/11- 1586) está pensada para contemplarla de cerca ya que, si en algo destaca el pintor, es en el trazo fino y delicado con el que consigue representar con gran acierto el dolor de la Pasión de Cristo, el llanto de la Virgen o la delicada piel del Niño Jesús.

Si no estás en Madrid, puedes también disfrutar de una visita virtual al Museo del Prado y así descubrir con detalle las obras expuestas tanto en su colección permanente como en las exposiciones temporales. Accede a la versión digital de la obra del Divino Morales aquí.

2. El Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Aplicaciones móviles para acompañarte en la visita

Como alternativa, sobre todo si buscas planes con niños en Madrid, el Museo Thyssen- Bornemisza también en colaboración con la Fundación BBVA, ofrece una manera distinta de recorrer sus pasillos. A través de apps móviles (gratis en Google Play y en Apple Store) los visitantes pueden disfrutar y aprender de arte, historia, literatura y geografía. Crononautas es la aplicación que te guiará por las obras del museo y a través del tiempo poniendo a prueba tu imaginación.

Para ver la exposición La ilusión del Lejano Oeste, que propone al visitante un recorrido por los territorios del Oeste norteamericano, descárgate la aplicación Viaje al Oeste. Gracias a relatos, mapas y explicaciones históricas sobre las obras expuestas, esta app te guiará en tu visita a esta muestra que estará abierta hasta el 7 de febrero.

Además, escucha la lista de música de Spotify que el Museo Thyssen ha creado para acompañarte por el Lejano Oriente.

3. La heladería Rocambolesc, Madrid

Tras la visita cultural, date un paseo hasta El Corte Inglés de Serrano. En la última planta podrás degustar las creaciones de Jordi Roca, copropietario, junto a sus hermanos, de El Celler de Can Roca, considerado el mejor restaurante del mundo. La heladería Rocambolesc en Madrid ofrece una gran variedad de helados fríos y calientes. Sí, has leído bien: calientes. Pero con motivo del estreno de ‘Star Wars: El despertar de la fuerza’, no te quedes sin probar el ‘helado oscuro’: un polo de arándanos y vainilla con la forma de Darth Vader.

4. Fundación Miró, Barcelona

La Ciudad Condal ofrece también una gran variedad de buenos planes en familia. La Fundación Miró, en la montaña de Montjuic, alberga hasta el 17 de enero la exposición “Miró y el objeto”, un recorrido por pinturas, collages, cerámicas y esculturas que ilustran la evolución de la obra de Joan Miró en torno al objeto.

Si es la primera vez que visitas la Fundación, merece la pena quedarse a ver la colección permanente que reúne una parte importante de la obra de Miró y otros artistas contemporáneos. Y antes de irte, no olvides asomarte a la terraza del museo, desde donde podrás contemplar una de las vistas más bonitas de Barcelona.

5. Música solidaria para niños en Tortosa

También puedes optar por una excursión de todo el día con la familia. A un par de horas de la capital catalana, se encuentra Tortosa, parada obligatoria. Las calles de esta localidad tarraconense albergan numerosas joyas arquitectónicas de la Edad Media. Su catedral, de estilo gótico, constituye un marco incomparable para sentarse a escuchar a Bach, Haendel y Vivaldi.

La cita es el 3 de enero a las seis de la tarde. Será el primer concierto del ciclo de música solidaria contra la pobreza infantil que recorrerá posteriormente las comunidades de Cataluña y Valencia. La catedral de Tortosa, conocida como Catedral de Santa María, es el sitio escogido por la Fundació Música Solidària, la Fundació de Antigues Caixes Catalanes y el Grupo BBVA para celebrar el concierto inaugural de este ciclo. El dinero recaudado irá destinado a Càritas. Este proyecto, que aúna historia, música y solidaridad, es una oportunidad única para colaborar con una causa tan importante como es la lucha contra la pobreza infantil.
.

Comunicación corporativa