Garbiñe celebra su cumpleaños con la clasificación para las WTA Finals y los cuartos de Pekín

Garbiñe Muguruza ha dado un paso más en su carrera tenística en el día de su 22 cumpleaños al ganar a la croata Mirjana Lucic-Baroni en tres sets, 6-1, 2-6 y 1-6, y conseguir el pase a cuartos de final del China Open y clasificarse así matemáticamente para las WTA Finals de Singapur junto a las mejores tenistas del momento, la primera española que lo logra desde que lo consiguiera por última vez en el año 2001 Arantxa Sánchez Vicario.

Garbiñe se une así a Simona Halep, Maria Sharapova y Petra Kvitova para disputar el Torneo de Maestras que tendrá lugar en el país asiático entre el 25 de octubre y el 1 de noviembre.

La organización de la WTA así se lo hacía saber al término del partido, con la invitación para estas finales introducida en una caja a modo de regalo de cumpleaños, acompañada también de una tarta.

El partido empezó muy mal para la tenista hispano-venezolana que se encontró con una rival que practicaba un tenis muy directo, experta además en ganar a ‘Top-5’ en su carrera, como ya había hecho con Mónica Seles en 1999 y Simona Halep en el US Open 2014 y Roland Garros 2015.

Mirjana le rompió el servicio en el segundo juego, y aunque Garbiñe consiguió ganar su siguiente saque tras unos puntos agónicos, la croata le hizo un segundo break para el 5-1, momento en el que la española sólo había ganado un 42% de los primeros saques, y se anotó el sets con el 6-1.

El día se su 22 cumpleaños Garbiñe ha recibido el regalo más especial: la clasificación para las WTA Finals de Singapur

Garbiñe, con un semblante descompuesto por la situación, y acostumbrada a crecerse en los grandes ambientes, no contaba en esta ocasión con mucho público en las gradas de la pista donde Rafa Nadal ganó el Oro Olímpico hace siete años. En el descanso tras el primer set pidió el acceso a pista de su entrenador Sam Sumyk, que le aconsejó estirar los intercambios de golpes.

Así comenzó ganando en la segunda manga y en el cuarto juego, tras varios errores no forzados, Lucic-Baroni falló en el primer servicio y Garbiñe se adjudicó el juego para el 1-3. En el momento de afianzar el break la número cinco del mundo había mejorado en confianza y se adjudicó su saque. Ya había empezado a moverse por la pista y el 1-5 fue un juego en limpio.

Baroni peló por no tener que llegar al tercer set, pero Garbiñe, con su primer resto ganador en la segunda manga, logró ponerse a las puertas de una bola de set y sentenció para el 2-6 final en tan solo 54 minutos de partido.

La española había dado un giro de 180 grados en el tercer set y, salvo la contra-rotura de la croata en el tercer juego, Garbiñe dominó con solvencia, sacó un juego en limpio en el 1-3, con un gran paralelo remató el 1-4 y con su mejor versión, disputando los puntos hasta el final, acabó ganando el set, 1-6, y el partido.

Su rival en cuartos de final será la estadounidense Bethanie Mattek-Sands (90).

Comunicación corporativa