Tras anunciar el final de la Expedición BBVA, Carlos Soria y sus compañeros vivieron en primera persona el terremoto que ha asolado Nepal desde el Campo Base del Annapurna. El día después del terremoto, el alpinista de 76 años ha querido enviar un mensaje a sus seguidores e informar de que las familias de los miembros sherpas del equipo se encuentran bien.

A medida que han ido pasando las horas, todos han podido comprobar, con bastantes complicaciones porque la línea telefónica estaba caída en la ciudad, que no han sufrido pérdidas personales entre sus familiares. Carlos Soria ha querido mandar un mensaje para “pedir ayuda para este país por el que sienten tanto cariño”.

 

Esta misma madrugada ha tenido lugar una réplica pero de menor intensidad y duración. Instantes después de sentir el temblor que ayer paralizó Nepal, Carlos Soria se comunicaba con su familia, amigos y seguidores para informarles de que “habían sentido crujir la montaña” pero todos se encontraban en perfectas condiciones.

Tras casi dos meses en el Annapurna y tras anunciar el final de la Expedición BBVA debido a la inestable climatología que complicaba cualquier intento de cumbre para Carlos Soria y sus compañeros en este ochomil, la situación se ha complicado aún más. A la espera de poder volver a Katmandú en helicóptero, la vuelta a casa aún tendrá que esperar.

Comunicación corporativa

Te recomendamos estas noticias

¿Quieres saber más de...?