Recuperar la economía, equilibrar las cuentas fiscales y controlar la inflación son algunos de los retos que tienen por delante los países de América Latina para este nuevo año. Después de un 2015 con menor dinamismo, en 2016 se espera que se vuelvan a incrementar los niveles de crecimiento económico, pero no es un desafío fácil de conseguir.

Existen múltiples factores, tanto internos como externos, que dificultan el buen desempeño de la economía: fuerte depreciación de los tipos de cambio, una posible reducción de la inversión externa ante el incremento de las tasa de interés de la Reserva Federal, el menor precio de las materias primas, la debilidad de la economía china, el incremento de la inflación y el deterioro de la confianza, entre otros.

Igual te interesa…

Los hitos de 2015 en Latinoamérica

Las previsiones de BBVA Research indican que el Producto Interior Bruto (PIB) de la región crecerá apenas 0.3% en 2016, con un mejor comportamiento de los países de la Alianza del Pacífico (México, Chile, Colombia y Perú) que en su conjunto avanzarían 2.4%.

Mercosur seguirá con cifras negativas (-0.3%), afectado particularmente por el bajo desempeño de Brasil.

Argentina: frenar la inflación

Después del cambio de gobierno, Argentina tiene el gran reto de equilibrar su mercado cambiario. Ya se dio el principal paso en ese camino al poner fin al cepo cambiario y tras la eliminación de impuestos a las exportaciones de varios productos industriales y agrícolas, que permitirá aumentar las reservas del Banco Central. Sin embargo, tiene otro reto igualmente importante como es el de frenar la inflación y evitar que la devaluación se traslade a los precios. Pero además, tiene la gran tarea de dar solución al problema de deuda que tiene con los llamados fondos buitre.

Igual te interesa…

Fotografía de El impacto de la desaceleración de China en América Latina

México y Chile: pendientes de las reformas

México y Chile tienen el desafío de sacar adelante las reformas propuestas por los respectivos gobiernos como son, entre otras, la energética en el caso de Enrique Peña Nieto, las reformas tributaria, educativa, laboral y constitucional que adelanta Michelle Bachelet. Estos dos países también tienen el reto de conseguir el equilibrio en sus cuentas fiscales ante el difícil escenario que tienen en 2016 por la caída del precio de las materias primas, concretamente del petróleo para el país azteca y del cobre para la nación austral.

Colombia y Perú: el fenómeno El Niño

Colombia y Perú tienen el reto común de mitigar los efectos que va a tener el fenómeno de ‘El Niño’ en la primera parte del año y que impactará directamente en los precios de los alimentos, con un consecuente incremento de la inflación.  Pero además, tienen retos políticos trascendentales como es la firma del acuerdo de paz que el gobierno de Juan Manuel Santos adelanta con la guerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y la posterior implementación de los acuerdos, así como el cambio de gobierno en el país Inca a partir de julio, tras las elecciones presidenciales y parlamentarias que se realizarán en abril.

Brasil: crisis económica

En efecto, Brasil, que es la mayor economía de la región, inicia 2016 con la pérdida formal de su grado de inversión.  El gran reto de este país es recuperar la confianza y generar políticas que le permitan recuperar la senda del crecimiento y normalizar su situación fiscal, pues el déficit como porcentaje del PIB ya rodea el -8.0%, el mayor en toda la región.

Comunicación corporativa

Te recomendamos estas noticias

¿Quieres saber más de...?