Con un crecimiento de 1,1% termina la desaceleración en América Latina este año, según los pronósticos de BBVA Research, que estima que en 2018 la economía de la región seguirá recuperándose hasta alcanzar un aumento del Producto Interno Bruto (PIB) de 1,8% ; aún muy por debajo de su potencial, que es cercano a 3%.

El mejor comportamiento de la economía de América Latina se dará gracias al empuje del sector externo ante un mayor crecimiento global y la mejora de los términos de intercambio. También se ve influenciada positivamente por el impulso de la inversión, especialmente en Argentina y Colombia.

Juan Ruiz, economista jefe de BBVA Research para América del Sur, presenta el informe Situación América Latina Segundo Trimestre 2017.

“Los datos recientes muestran ya una recuperación en marcha en Argentina y el fin de la recesión en Brasil, mientras que en México el panorama económico es menos desfavorable en la medida que la nueva administración de Estados Unidos adoptaría políticas comerciales menos agresivas a las anticipadas”, señaló Juan Ruiz, economista jefe de BBVA para América del Sur, al presentar el informe Situación América Latina Segundo Trimestre 2017.

El economista agregó que se hace una revisión a la baja de la estimación de crecimiento en Colombia y Perú por los débiles datos que han mostrado estas dos economías en los primeros meses de este año y el retraso en las obras de infraestructura, a lo que se añaden los efectos del llamado Niño costero en el caso peruano.

BBVA Research

Inflación moderada y más recortes en tasas de interés

De acuerdo con BBVA Research, en los países de América del Sur la inflación ha venido disminuyendo gracias a la fortaleza del tipo de cambio y la debilidad de la demanda; se proyecta que este proceso continúe a lo largo del presente año. En ese sentido, se esperan nuevos recortes en las tasas de interés en los países que lo vienen haciendo y el inicio de estas reducciones en Argentina y Perú, ante una eventual moderación de los precios en estos dos países.

En México, por el contrario, los precios continúan aumentando por el efecto rezagado de la depreciación y el incremento en el precio de los combustibles, pero se espera una moderación hacia adelante. “Esto llevará a que el ciclo de endurecimiento monetario en México sea menos intenso al anticipado hace tres meses y es probable que el banco central mexicano ajuste su tasa de fondeo en lo que queda del año, en línea con lo que hará la Reserva Federal”, explicó Juan Ruiz.

En lo que respecta a los tipos de cambio, se anticipan depreciaciones acotadas hacia adelante en medio de un relajamiento monetario en América del Sur, que contrasta con el incremento de las tasas de interés de la Reserva Federal, mientras que para México se espera que continúe el proceso de apreciación del peso en el corto plazo.

El informe Situación América Latina señala que se continúa con el ajuste de los déficits públicos (con excepción puntual de Perú, producto de los desastres naturales) y se sigue a la espera del cumplimiento del objetivo de déficit primario en Brasil y Argentina. Esto en medio de una recuperación de los mercados financieros de la región.

Descargables

Comunicación corporativa