A la hora de solicitar un crédito debe tener en cuenta que la entidad a la que acude ha de evaluar el riesgo de la operación en base a una serie de factores. Para ello van a solicitarle aquellos documentos con los que puedan comprobar su endeudamiento previo, su solvencia, la capacidad de devolución del dinero prestado o las garantías que puede aportar, entre otros.

Es importante que tenga en cuenta que existen una serie de documentos que van a servir para determinar la viabilidad de la operación, por lo que tanto para agilizar el proceso de estudio de la misma como para aumentar las posibilidades de obtener esa financiación, debem presentar esa documentación de la manera más completa posible.

Si el crédito lo solicita una persona física es imprescindible presentar los documentos de identificación de los solicitantes, como DNI o permiso de residencia (en el caso de que aún no sea cliente de la entidad); además tiene que entregar una copia de la declaración de la renta del año anterior, si no está obligado a presentarla, también puede sustituirla por el certificado de retenciones que le entrega la empresa para la que trabaja; además de una copia de sus últimas nóminas. Es posible, si trabaja bajo un contrato temporal, que además tenga que entregar una copia del contrato para acerditar hasta cuándo estará contratado.

Igual te interesa…

nomina recurso boli finanzas

Si es trabajador por cuenta propia y no dispone de nómina, deberá sustituir éstas por las declaraciones trimestrales (IVA e IRPF). En cualquiera de los casos, habrá de presentar una declaración de bienes en la que haga constar aquellas propiedades que tiene a su nombre y que, en caso de necesidad, puedan servir de garantía para afianzar la operación. La entidad le solicitará, también, permiso para que puedan comprobar la CIRBE, informe que emite el Banco de España y que refleja los datos que se disponen sobre el endeudamiento de las personas (físicas y jurídicas).

Si el solicitante es una empresa, además de la citada declaración de bienes, habrán de entregarse el Impuesto de Sociedades del ejercicio anterior, las declaraciones de impuestos (IVA y pagos fraccionados del IS) presentadas durante el año en curso y un balance actualizado en el que conste la situación económica actualizada de la empresa.

En el caso de que la entidad de crédito solicitara la firma de un avalista que respalde la operación, la documentación que éste deberá de aportar será la misma que la entregada por los solicitantes.

La entidad puede pedir algún documento adicional que corresponda con el objeto para el que se solicita ese crédito. Si pide financiación, por ejemplo, para una reforma en la cocina de su casa, es posible que deba aportar un presupuesto de la obra a realizar; si es para la compra de un coche, una factura proforma; etc. Estos documentos no siempre se requieren, pero depende del importe, de la operación, del cliente, etc.

Lo que debe pensar es que cuando acude a solicitar un crédito, el que se lo va a otorgar ha de asegurarse de su capacidad para devolverlo. Todo aquello que pueda acreditar esa capacidad de devolución será positivo para que, finalmente, pueda obtener el dinero solicitado.

Comunicación corporativa

Te recomendamos estas noticias

¿Quieres saber más de...?