Durante los primeros meses del ejercicio se ha ido consolidando la leve recuperación del consumo interior, al mismo tiempo que continúan recuperándose los créditos al consumo, que durante el año pasado crecieron en un 8,25% según ASNEF, encadenando dos ejercicios en positivo.

Todo esto nos dibuja un horizonte de lenta recuperación, que resulta más evidente en sectores como el turístico, pero que también empieza a reflejarse en el comercio.

¿Será 2015 el año de la recuperación del consumo?

La recuperación del consumo es un indicador muy importante, debido a que representa el pistoletazo de salida para que se afiance la creación de empleo, que sigue siendo el gran problema de nuestra economía. En esta materia, el paro sigue siendo preocupante pese a que se observan algunas mejoras.

A este respecto, el comercio y el turismo son los dos sectores que más están tirando del empleo en nuestro país, si bien el turismo es el que mejores resultados obtuvo entre Diciembre de 2013 y Diciembre de 2014, según podemos observar en el análisis de “Perspectivas turísticas” de Exceltur de Enero de 2015:

Comportamiento del empleo por sectores

El consumo y el empleo se encuentran íntimamente ligados, especialmente en lo relativo al consumo interior, por lo que la mayor confianza en las perspectivas económicas que perciben muchos ciudadanos, podrían ayudar a que empiece a girar la rueda, en la que a más consumo, más generación de empleo en múltiples sectores y a más empleo, más consumo.

Es cierto que en estos momentos estamos ante aumentos muy leves en el consumo, pero aún así resultan especialmente alentadores al analizar el escenario de profunda crisis económica de la que venimos. También es verdad que la confianza de los consumidores es mínima, pero mucho mayor a la reflejada por el Banco de España a finales de 2012, con datos de la Comisión Europea el INE y el BCE:

Confianza y venta de vehículos

En estos gráficos también podemos observar la recuperación en la venta de vehículos, algo que también se ha visto impulsado por los consecutivos planes PIVE, pero que suele ayudarnos a obtener un dato adelantado de recuperación económica.

Los datos de empleo de Marzo nos indican que se ha aumentado la afiliación en 160.579 persona, algo que refleja la mayor elasticidad del mercado laboral español, pero que al pertenecer a una saga de resultados positivos, parecen mostrar una mejora estructural, aunque aún muy débil.

Respecto a la confianza, los datos del CIS de Marzo de 2015 también indican una recuperación, por lo que todo indica que 2015 será un año en el que irá aumentando levemente el consumo, si bien ya se han obtenido las primeras cifras positivas durante la Semana Santa, especialmente en el turismo.

El INE ha concluido que los hogares aumentaron el consumo en un 2,3% en 2014, si bien el aumento de la renta disponible lo hizo en un 1,4%, cayendo el ahorro familiar a consecuencia de ello.

Las estimaciones realizadas por BBVA Research consideran factible un crecimiento del consumo privado del 1,8% durante 2015, según los datos registrados durante el segundo semestre del pasado ejercicio, recogidos en su análisis de “Perspectivas de crecimiento de la economía española”.

Esto podría ser aún mayor según la tasa de creación de empleo, pero si duda pinta un horizonte más optimista que el que podíamos observar a finales de 2013.

El crédito al consumo, en auge

La inversión nueva de las operaciones de crédito al consumo de bienes duraderos fue de 21.713.5 millones de euros en el global de 2014, que como hemos adelantado al comienzo del presente artículo, supone un crecimiento del 8,25% respecto al ejercicio anterior.

De ellos, ASNEF asegura que 14.818 millones de euros corresponden al sector consumo, lo cual también supondría un aumento, en este caso del 4,12%. Además, una cifra muy relevante que conviene subrayar, es que las tarjetas de crédito supusieron 10.653,4 millones de euros durante 2014, un 2,2% más que en 2013.

Aún con todo, las cifras siguen muy lejos de las registradas antes de la crisis, donde encontramos un récord que duplica el global de 2014, con 45.682 millones de euros, concedidos en 2007.

Con todo, podemos concluir con que durante 2015 es previsible que aumenten los créditos al consumo y los préstamos personales, ya que además están siendo potenciados por las entidades financieras, sobre todo si lo relacionamos con el incipiente aumento del consumo y la mayor confianza de los consumidores.

Imagen | Dani_vr

Comunicación corporativa