Fuentes de ingresos habituales suelen ser los rendimientos del trabajo, es decir, nuestro sueldo o nuestra pensión. Eso no significa que no se puedan obtener ingresos adicionales para nuestra economía doméstica. Tener ingresos adicionales es una forma de mejorar nuestra economía doméstica.

Existen gurús de finanzas personales que recomiendan tener ingresos adicionales para aumentar nuestra capacidad de ahorro. En cambio, hay quien opina todo lo contrario, que ese tiempo lo debemos dedicar a desarrollar capacidades profesionales que nos ayuden a mejorar en el trabajo y ganar más, opinando que es mejor especializarse.

Igual te interesa…

billetes 50 economia finanzas recurso

Por otro lado, los que defienden tener fuentes de ingresos adicionales afirman que la diversificación nos hace menos dependientes del trabajo y que resulta más entretenido y variado. Ambas formas de pensamiento tienen parte de razón, pero el objetivo de hoy es ver fuentes alternativas de ingresos, aunque sean muy pequeños.

  • Hobbies: existen hobbies que pueden llegar a proporcionar ingresos, por ejemplo, la fotografía, a través de premios o vendiendo las fotos o la música. También dando clases se pueden obtener ciertos ingresos.
  • Publicando: si somos lo suficientemente buenos en un campo y escribimos bien, tal vez consigamos que nos paguen por ello. No obstante, conseguir publicar y ser pagado por ello no es algo fácil. También por contribuir con medios de comunicación (televisión por ejemplo) se pueden conseguir ingresos adicionales.
  • Vendiendo: tal vez tengamos cosas que no usamos y nos sobren y no sea una mala idea deshacerse de ellas a cambio de algo de dinero. Aunque seguramente sea un valor muy reducido y lejano del original.
  • Becas de estudio: existen multitud de becas y ayudas de estudio, no sólo las del Ministerio de Educación. Los estudiantes universitarios también pueden ver que hay muchas becas con los departamentos, que pueden ayudarles. Además estudiar mucho y obtener buenas notas está recompensado, las matrículas de honor reducen el coste de la matrícula del año siguiente.
  • Invirtiendo: es cierto que hay que tener dinero para ello, pero dedicándole tiempo se pueden obtener ingresos adicionales de la inversión. Eso sí, recordemos que requiere tiempo.
  • Participando en investigaciones: algunos experimentos remuneran a los conejillos de indias, estos no han de ser necesariamente médicos, por ejemplo investigaciones en ciencias sociales.
  • Alquilar la casa para anuncios: no siempre es posible, pero hay algunas familias que consiguen obtener ingresos permitiendo que rueden anuncios, películas u otros en su vivienda.
  • Participar en estudios de mercado: no es muy habitual, pero algunas empresas remuneran a aquellos que participan en estudios de mercado, tal vez unos 20-50€ por dos horas dando nuestra opinión . También hay quien obtiene visionando películas, evaluando productos o teniendo un medidor de audiencias en casa.

Existen bastantes más formas de tener ingresos adicionales. Estas mencionadas no son polémicas ni requieren hacer horas extras en nuestro trabajo (que no siempre están remuneradas o no siempre es posible), que para muchos suele ser la opción mas obvia.

Por último, antes de optar por una o más de estas opciones, hay que tener en cuenta las consideraciones fiscales, que no son irrelevantes, y asegurarnos de que esto no vaya a arriesgar nuestro trabajo principal, que es lo más importante de todo.

Comunicación corporativa