Salir de deudas es un objetivo muy común entre aquellos que tienen varios prestamos. Hoy explicamos como salir de deudas rápido, dependiendo de nuestras circunstancias y prioridades. Estas nos harán elegir una estrategia u otra.

Para empezar a salir de deudas lo primero es que vayamos a nuestro balance financiero personal, y veamos nuestras deudas. En ellas necesitamos saber cuanto debemos, el tipo de interés y la cantidad de intereses que vamos a pagar si siguiéramos amortizando como hasta el momento. También es necesario conocer las comisiones de cancelación de cada uno de los préstamos.

Estrategias para salir de deudas

Existen varias aproximaciones a cual es la mejor forma de salir de deudas. Cada una sigue una estrategia enfocándose en hacer las cosas más fáciles psicológicamente o siendo más eficientes financieramente.

Todas estas estrategias para salir de deudas coinciden en algo, primero ahorramos para quitarnos una deuda y una vez eliminada esa deuda dedicamos lo que pagábamos mensualmente a ahorrarlo para seguir eliminando deudas. De ese modo iríamos eliminando las deudas una a una amortizando anticipadamente cada vez más capital.

– La estrategia “bola de nieve” consiste en eliminar primero la deuda que nos suponga un cargo mensual más pequeño. Una vez hemos eliminado esa deuda nos dedicamos ahorrar lo que destinábamos a pagar esa cuota a ahorrar para amortizar anticipadamente la siguiente cuota más pequeña. De ese modo la cantidad que amortizamos se hace más grande a medida que pasa el tiempo. De ahí su nombre. Existe quien la defiende porque es más fácil psicológicamente hablando.
– La estrategia “tsunami”, ordena las deudas según la tensión psicológica que nos produzcan de más a menos. Es decir, puede que nuestra hipoteca y el préstamo personal del coche apenas nos dejen llegar a fin de mes, pero que lo que nos esté reconcomiendo las entrañas y envenenando el ambiente familiar sea un préstamo de 1.500 euros que nos concedieron los suegros sin intereses. Esta estrategia propone eliminar los préstamos de mayor impacto emocional primero.
– La estrategia de “los tipos de interés más altos primero” ordena las deudas según el tipo de interés y elimina primero las que pagan una mayor tasa de interés, probablemente sea mejor que las anteriores en el sentido de ser más racional, pero también presupone un mayor esfuerzo por nuestra parte.
– La estrategia “los intereses más altos primero”, se parece a la anterior en nombre, pero su funcionamiento es distinto. No vamos a buscar pagar los tipos de interés más altos, sino aquellas deudas que nos hagan pagar más intereses a lo largo del tiempo. Aquí se intenta minimizar la cantidad de intereses que vamos a pagar a lo largo del tiempo. Claramente es más racional, pero también requiere más trabajo por nuestra parte al hacer los cálculos.

Otras factores a tener en cuenta

Debemos de tener en cuenta las comisiones de cancelación de los préstamos, algo que muchos tienen. En ocasiones nos resultará más caro cancelar un préstamo anticipadamente que seguirlo pagando, por lo que también tendremos que hacer cuentas.

Es importante también como de atrapado nos tienen ciertos préstamos, por ejemplo garantías hipotecarias y avales. Tal vez deseemos pagar una hipoteca antes de nada, a pesar de que esta tenga menores intereses, especialmente si fuéramos a necesitar financiación de nuevo.

Otra opción es que no deseemos quitarnos la hipoteca antes de tiempo, por lo que aplicaríamos nuestra estrategia únicamente a los préstamos al consumo y personales que tengamos (incluyendo tarjetas de crédito).

También hay que contar con las consideraciones personales, por ejemplo si un familiar nos ha prestado dinero tal vez queramos pagarlo pronto aunque no tenga intereses para que si volvemos a necesitar volver a pedir prestado. Si un préstamo ha sido avalado por un familiar sería importante que le quitáramos la carga lo antes posible.

Como hemos visto salir de deudas tiene muchos caminos, pero todos llegan al mismo fin, quedarnos con un balance limpio de pasivos (prestamos). Por último, debemos de tener en cuenta que salir del agujero requiere no seguir excavando, por lo que no podremos volver a endeudarnos mientras que salimos de deudas.

Más información | La estrategia tsunami en Man vs Debt y sobre la estrategia bola de nieve en inglés en Get Rich Slowly y en español en Haga Negocios
Imagen | Art By Steve Johnson, Flickr

Comunicación corporativa