Dentro de la economía y, por tanto de la bolsa, existen ciertos sectores que agrupan a las empresas en función de sus periodos de auge y decaimiento. Si se sabe qué se busca, se puede determinar cuándo el dinero tiene miedo interpretando qué sectores están al alza.

Aunque existe una clasificación de sectores y subsectores más específica, encontramos que hay un método de agrupamiento que resulta algo más general y separa las empresas en función de su pertenencia a uno de los tres grupos siguientes: sectores cíclicos adelantados, sectores cíclicos tardíos y sectores anticíclicos.

Las empresas que pertenecen a los sectores cíclicos adelantados son las que se ocupan del consumo discrecional, las financieras y las tecnológicas (consultoras, empresas de servicios, etc…). Entenderíamos el consumo discrecional como todos aquellos bienes y servicios que el público puede comprar pero que, hasta cierto punto no son esenciales: ropa deportiva, salidas a restaurantes, coches, hoteles, etc…

Por otro lado, los sectores cíclicos tardíos hacen referencia a las empresas industriales, de energía y las que se ocupan de los materiales. En lo que al sectores anticíclicos se refiere, contendría las empresas dedicadas al consumo no discrecional (alimentación sobre todo), la salud, las utilities (infraestructuras de servicios públicos como el gas, agua, electricidad) y las telecomunicaciones.

Básicamente, para reconocer en qué momento se encuentra la bolsa habría que observar de dónde sale el dinero y, a continuación, en qué empresas entra. Si el dinero sale de las empresas de hoteles y líneas aéreas para entrar en compañías de alimentación y farmacia, es más que probable que los inversores fuertes se estén cubriendo ante una eventual crisis. Durante estos periodos complicados, la gente deja de viajar o de comprar vehículos, pero comer, hay que seguir comiendo.

Del mismo modo, cuando el dinero abandona los sectores anticíclicos para entrar en los cíclicos, es un síntoma de que la confianza en los mercados se está extendiendo entre los inversores que afrontan el futuro con mayor seguridad. Tal vez esto os parezca difícil, pero no lo es, basta con observar qué empresas suben más y cuáles bajan más o se mantienen laterales en cualquier índice.

Si bien en Europa no queda otra que hacerlo de este modo, aunque también podéis hacerlo usando supersectores para aseguraros, en Estados Unidos hace tiempo que interiorizaron esta relación y crearon dos índices que miden el consumo discrecional, el XLY, y el consumo básico, el XLP. En función de cómo evolucionen estos podréis haceros una idea de hacia donde puede evolucionar el dinero fuerte. Como ya sabéis, para ganar dinero en bolsa no hay nada como apostar en las empresas que apuestan los grandes inversores.

Imagen | 3HrSH!