Los empresarios de México y España certifican que las compañías de estos dos países tienen altas probabilidades de ser exitosas desde que deciden aunar sus esfuerzos y trabajar de manera conjunta.

Varios empresarios participaron a finales del año pasado en un encuentro sobre las inversiones de las empresas mexicanas en España, organizado por la Casa de América. En ese encuentro, Pedro Irujo, vicepresidente de Neoris, multinacional de consultoría especializada en la aplicación de soluciones de tecnología de la información en problemas de negocio, y subsidiaria de CEMEX, explicó que existen muchas posibilidades de éxito en la colaboración entre empresas mexicanas y españolas, porque existen muchas similitudes entre ellas gracias al idioma, los valores o los  aspectos formativos. “Todo ello es sin duda un gran facilitador, no un inhibidor”, señaló.

Igual te interesa…

Ruta BBVA 2015 marcha camino de santiago

BBVA, un modelo de éxito

“En este aspecto, cuando me preguntan por un caso específico, contesto que un gran modelo de éxito en esta relación es BBVA. La relación virtuosa entre ambos países es muy buena porque este banco es una marca muy importante en España pero en México se ha erigido como el más grande del Grupo con un volumen de beneficio atribuido enorme”, añadió

Irujo incidió en esta concordancia así: “el entendimiento entre directivos y empresarios españoles y mexicanos es muy grande, con gran sintonía a la hora de comprender las problemáticas del negocio”.

“México se desarrolló mucho gracias a la llegada de españoles al país

En esta misma línea, Carlos Dávila, director del Grupo Alfa en España (conglomerado multinacional mexicano de componentes automotrices de aluminio, petroquímicos, alimentos refrigerados, petróleo y gas natural) sostuvo que México se desarrolló mucho gracias a la llegada de españoles al país: “arribaron familias venidas de España que colaboraron de manera efectiva al crecimiento de nuestra nación. Fue una inyección fundamental en recursos y oportunidades para la gente. Aportaron valor”.

Igual te interesa…

Empresarios españoles y mexicanos: comportamiento, idioma y formas de vida comunes

“La similitud a la hora de comportarnos es una gran ventaja, así como el idioma, pero también las tendencias de consumo y la forma de vida, que hacen que sea  fácil interactuar entre nosotros y que los negocios funcionen. Yo nací en México, pero llevo casi 10 años aquí y no solo oigo más acento de mi país en Madrid, si no que cada vez es más fácil entrelazar relaciones entre ambos estados a nivel diplomático y empresarial”, agregó.

“Es muy importante que muchos de los grandes grupos mexicanos tengan gran ascendencia española

Por último, Ximena Carazo, directora de Pro México en España, comentó que es muy importante que muchos de los grandes grupos mexicanos tengan “gran ascendencia” española: “Es el caso del grupo de Bimbo, que comenzó en los año 40 en nuestro país y poco más tarde llegó a España. Ahora es líder de pan dulce en la nación ibérica”.

La ponente explicó por qué México ha tenido tan clara esa necesidad de internacionalizarse en las últimas décadas: “Es algo que viene desde hace ya algunos años. Nuestro país decidió ser una economía abierta y tuvo esa capacidad de lograrlo. Desde el año 1986 que entró en el GATT (acuerdo general sobre comercio y aranceles en el mundo) quiso apostar por economías abiertas y competitivas.”

“Por ello, esa apuesta es de las naciones en mayor medida se han adherido a tratados de libre comercio. Y así, el país es referencia, porque se ha internacionalizado más allá de Estados Unidos y América Latina. Las grandes empresas para ser más grandes se tienen que fusionar con otras como han hecho BBVA, FCC u OHL. Así es como se compite, con solidez y sinergias en un mundo cada vez más global”, sentenció.